Derechos humanos

¿Qué hacer si un(a) alumno(a) se enamora de mí?

Este debate contiene 17 respuestas, tiene 7 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de Uriel hernández urielhernandez hace 5 años, 3 meses.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 18)
  • Autor
    Publicaciones
  • #1029
    Imagen de perfil de Karla Alday
    karlaalday
    Participante

    ¿Qué hacer cuando un alumno me acosa? ¿Qué hacer si un alumno me insulta? ¿Qué hacer si una alumna se enamora del profesor?…
    La docencia, además de ser una profesión que exige todos nuestros conocimientos teóricos sobre la disciplina que impartimos, también requiere toda nuestra capacidad para enfrentarnos a situaciones inesperadas que podrían ponernos en encrucijadas.
    Platicando con algunos compañeros del magisterio se han dado comentarios del tipo: “los derechos humanos sólo afectan nuestra labor, ya no le puedes decir nada a un alumno porque va y se queja, en cambio a nosotros ¿quién nos protege?”.
    En ciertos casos, por ejemplo: son los alumnos los que agreden verbal e incluso físicamente al maestro, pero es el docente quién ha salido despedido o hasta denunciado. Y bueno, un caso muy peculiar es cuando son los o las alumnas quienes muestran algún tipo de interés hacia los o las maestras que pudiera interpretarse como un coqueteo y entonces nos preguntamos ¿qué debo hacer si se me presenta alguna de estas situaciones?

    ¡Los invito a ir hilando este tema!

    #1034
    Imagen de perfil de Paola Rochon Herrera
    PaolaRochonHerrera
    Participante

    Hola a todos, a propósito del tema que @karlaalday nos sugiere para reflexionar y debatir, me parece interesante retomar el caso de la profesora del CBTis 103 que el año pasado puso en evidencia dentro del salón de clase a la alumna que la insultó en el Twitter. La profesora aprovechó el tema de las competencias, los valores y el uso de las redes sociales por Internet para hacerle ver a la alumna lo inapropiado de su acción, y haciéndole ver que hay una legislación que castiga la difamación. En relación con el castigo del cyberbullyng, la organización artículo 19 de Nuevo León exigió el año pasado al gobierno de Estado que vetara la ley de cyberbullyng porque representa una violación al derecho humano de libertad de expresión. Les comparto la nota periodística y los videos del caso de la profesora del CBTis:
    http://www.sinembargo.mx/31-05-2013/639466


    Profesores ¿qué opinan de este tema?
    @bellita, @chabeli, @myrnaecheverria, @analuzmorenoleyva, @raymundo1974, @merytapia, @guadalupeyepez, @gerardo, @ernestomedina, @irmajuliettecontreras, @deaquino59, @arnulfoguadalupearcosdelafuente, @miguelangelgarciabeltran, @keniaolachea, @omerbuatubatubenge, @sergiohernandez, @valente, @cibelesramonavalos, @antoninahernandezlauro, @laumex06, @clport, @karlaperezrodriguez, @norma-2401, @adrianachavezlarraguivel, @genarotolosavizcarra, @luzadame, @orlanval, @miriam8a, @mariadelcarmenromerorivas, @pattysanchez, @susanasanchezceja, @mando, @alfonsor, @abimelec, @markoarias, @aracelimartinezramos, @benjaminpanduro, @german, @luismimty. @insight2000, @brendabalboa, @gimel, @jorgearellanohernandez, @giovana, @agelicarodriguez, @lucylona, @lediedas, @mariaisabelaguilarparedes, @unknow, @irmabribiescas, @guadalupegg, @lauraperez, @lecontrefacteur, @mario, @malinalli

    #1042
    Imagen de perfil de Karla Alday
    karlaalday
    Participante

    @paolarochonherrera ¡Buen ejemplo! Sobre todo porque la maestra fue agredida primero por los alumnos ¿qué debemos hacer cuando eso pasa?

    Y bueno, acá pongo una nota que recién leí sobre un maestro abusivo:
    http://www.proceso.com.mx/?p=384458

    #1044
    Imagen de perfil de José Francisco Barrón Tovar
    yierva
    Jefe de claves

    Pues este es uno de los casos en los que me parece lo menos apropiado usar los derechos humanos para defender a las víctimas o hacer que cambie la conducta de las personas. Es que tenemos, como sociedad, la tendencia de usar los derechos humanos en casos que nos resultan complicados para modificar o hacer que dejen suceder. Es decir: ¿para qué usar los derechos humanos en los casos de enamoramiento profesor/alumno? ¿Para qué usar los derechos humanos en los casos de violencia profesor/alumno? No lo veo muy bien…

    Y es que son cuestiones complicadas las formas que adquiere la relación profesor/alumno. Pero tratarlas a partir de los derechos humanos no le veo mucho sentido… ¿Acaso no tenemos otras maneras de enfrentarnos y resolver esas situaciones?

    @paolarochonherrera @karlaalday @benjaminpanduro @susanasanchezceja @caroljazmin

    #1048
    Imagen de perfil de Karla Alday
    karlaalday
    Participante

    @yierva Muchas gracias por tu aportación. Ahora, no estoy segura de haberla entendido bien. La idea de pensar estos temas en este ámbito de acción es la siguiente:
    Ha habido varios casos en que los alumnos se quejan en las Comisiones de Derechos Humanos de ser acosados o maltratados por los profesores.
    Aquí una nota al respecto:
    http://www.razon.com.mx/spip.php?article76638

    Hay casos graves en que los docentes abusan de su autoridad y dañan a los alumnos. Me parece que esto debe atenderse tanto por parte de los organismos pertinentes como con una mejor educación al respecto.

    Ahora bien, un compañero mío, por ejemplo, fue acusado de agredir a un estudiante al pasarlo al pizarrón e insistir en que contestara un ejercicio de matemáticas. Entonces, aquella vez, varios colegas comentaban que las Comsiones de DH sólo servían para solapar la “victimización” de los alumnos, dado que el maestro no atentó contra la dignidad del estudiante. Hay otros casos en que los maestros señalados se defienden argumentando que ellos fueron agredidos primero, entonces, dicen, ¿por qué habrían de sancionarlos?.

    La cuestión, pues, es: si un alumno me agrede y yo respondo ¿podría alegarse un daño a sus derechos humanos?. Y, en el caso del enamoramiento (aunque es un asunto distinto): ¿si un alumno/a “se enamora de mí” y surge una relación entre nosotros, podría considerarse esto como motivo de sanción por parte de las instancias mencionadas?

    #1058
    Imagen de perfil de Adriana Yeyetzi Cardiel Pérez
    YeyetziCardiel
    Participante

    Aunado a lo que señalan, creo que desde la filosofía la relación maestro-discípulo también se ha problematizado, pienso, por ejemplo, en los diálogos platónicos “El Banquete” y “El Fedro”, que también puede contribuir al debate. ¡Saludos!
    http://www.academia.edu/5299406/Platon_-_Dialogos_III_Gredos_?login=yeyetzi.cardiel@gmail.com&email_was_taken=true

    #1064
    Imagen de perfil de Karla Alday
    karlaalday
    Participante

    “…no conozco mayor ventaja para un joven, que tener un amante virtuoso; ni para un amante, que el amar un objeto virtuoso…” Dice Fedro en el Banquete. @yeyetzi Me acordé de esa cita y me pregunto si ¿ser maestro de ética y ser virtuoso son cosas que van siempre juntas?

    #1077
    Imagen de perfil de José Francisco Barrón Tovar
    yierva
    Jefe de claves

    A lo que me refiero @karlaalday es que en cuestiones que podrían tener otras soluciones -por complejas que puedan ser- nosotros ahora preferimos reducirlas a cuestiones de derechos humanos. Como si los derechos humanos fueran nuestras únicas formas de atacar algo que como sociedad nos parece inadecuado.

    El caso de las relaciones profesor/alumno lo muestra: ¿para que hacer cosa de derechos humanos la cuestión del enamoramiento o violencia en la relación? ¿Podríamos solucionar esos problemas de otra manera?

    #1078
    Imagen de perfil de Karla Alday
    karlaalday
    Participante

    @yierva: ahora comprendo. Pienso que sí, que es necesario explorar vías de solución a conflictos antes que recurrir a instancias que sancionen. Un diálogo donde se escuche y se respete al otro sería una buena opción.

    #1080
    Imagen de perfil de Adriana Yeyetzi Cardiel Pérez
    YeyetziCardiel
    Participante

    @karlaalday, qué cita tan pertinente has escogido. Yo creo que lamentablemente, no siempre ser maestro de ética y ser virtuoso son dos condiciones que vayan juntas, habrá al menos un caso en que esto no suceda. Y nos permite plantearnos también la manera en que nos apropiamos de los conceptos y las lecturas, en cuanto puede quedar como un mero ejercicio intelectual sin que haya una incorporación de este saber. También me hace preguntarme lo siguiente, ¿qué tan actual es la relación entre belleza, bondad y verdad que puede leerse en estos diálogos de Platón? ¡Saludos!

    • Esta respuesta fue modificada hace 7 años, 3 meses por Imagen de perfil de Adriana Yeyetzi Cardiel Pérez .
    #1083
    Imagen de perfil de Karla Alday
    karlaalday
    Participante

    @yeyetzicardiel ¡Mis alumnos se ríen mucho cuando les digo que Sócrates era bello y asediado por los jovencitos atenienses! Me parece que: sabio=bueno=bello es algo complejo de concebir hoy día.

    #3963
    Imagen de perfil de Román Suárez
    RomanSuarez
    Participante

    Hola, este es un tema muy interesante porque nos conduce a pensar una serie de cuestiones sobre el quehacer docente y la manera en que las relaciones con nuestros alumnos pueden ser un obstáculo o un vehículo para llevar a cabo nuestras funciones. A propósito de lo que últimamente hemos discutido en el foro sobre tolerancia en Ciudadanía y democracia, me gustaría recordar que los profesores del sistema educativo público somos funcionarios públicos lo cual nos coloca en una posición especial con respecto a las acciones que podemos llevar a cabo o que no y eso da un tinte distinto a la cuestión planteada. El hecho de que un alumno se enamore de su profesor implica un contexto legal específico y eso hace de esa situación algo que no puede tratarse de manera ordinaria, como si ocurriera en el ámbito de lo cotidiano y entre particulares. Por otro lado, me parece que las relaciones entre alumnos y maestros pueden ser siempre positivas si el docente no pierde de vista que el fin último de sus acciones es el alumno en todas sus dimensiones. Si el docente ve el amor que un alumno puede sentir por él como una oportunidad para obtener un bien personal, me parece que ha traicionado su profesión, pero si usa (asumiendo que sea capaz hacerlo) ese sentimiento en provecho del alumno (como lo hace Sócrates en el Banquete), entonces ha hecho crecer el significado de la palabra educación. Creo que el problema no es que un alumno ame (u odie, que para el caso es lo mismo) a sus maestros, el problema es cómo puede el maestro transformar ese amor (o ese odio) en algo impersonal, es decir, en un amor por el saber y no por la persona que sabe. Finalmente, el panorama que me parece más problemático no es el que @karlaalday ha planteado, sino el recíproco: el del profesor enamorándose de un estudiante.

    Saludos

    • Esta respuesta fue modificada hace 5 años, 4 meses por Imagen de perfil de Román Suárez RomanSuarez.
    #3980
    Imagen de perfil de Karla Alday
    karlaalday
    Participante

    Gracias @romansuarez, me parece que puntualizas muy bien los elementos principales de esta polémica y añades el asunto del enamoramiento del profesor(a) hacia un alumno, de lo cual me parece interesante repensar el tema de la edad y de la acciones ligadas a ese enamoramiento. A propósito encontré dos notas problemáticas: Defienden estudiantes universitarios romances con profesores en la que un estudiante de ingeniería expresa que:

    “Es ilógico querer evitar que dos personas sostengan relaciones porque se gusten, se enamoren, o simplemente quieran divertirse, contra eso no se puede luchar”

    Así como lo expresa el muchacho la cuestión, parece muy simple; pero visto en casos como el siguiente, parece que no lo es tanto: Profesora contrae matrimonio con alumno de 15 años

    #3983
    Imagen de perfil de Uriel hernández
    urielhernandez
    Participante

    Me parecen no sólo importantes, sino también serior los temas que ponen sobre la mesa, @karlaaldaay y @romansuarez, creo que existen dos cuestiones importantes a señalar aquí, una es la cuestión de la finalidad de la labor docente y la otra es la de la diferencia de edad.
    Me parece, pero puede haber más interpretaciones, que ambos problemas se reducen a uno: el uso o abuso que pueda darse entre docente y estudiante. Es decir, el problema de la diferencia de edad, creo que está vinculado con que la persona que es mayor puede aprovecharse de la ingenuidad, la inocencia o la inmadurez de quien es menor. Mientras que el asunto de la finalidad de la labor docente podría plantearse en términos de abuso, es decir, que quien da clases use su profesión para encontrar potenciales parejas, en vez de dedicarse a brindar educación académica; aunque podría darse el caso inverso, que quien asiste al curso, abuse de las emociones de quien da las clases para obtener mejores calificaciones.
    Esto me recuerda lo que planteaba Kant, que no debemos tratar a las personas como medios (en este caso, como medios para alcanzar una mejor calificación o para satisfacer una necesidad emocional o sexual), sino como fines (que en el caso del docente sería el de beneficiar a su estudiante brindándole conocimientos y, más aún, las herramientas para poder construir sus propios conocimientos).
    ¿Cómo ven, creen que va por ahí el debate o que hay más elementos a considerar?

    @malinalli @luisjuarezmadrigal @paola @carlosfrancisco @sergiolomeli

    #3997
    Imagen de perfil de Sergio
    @sergiolomeli
    Participante

    Hola a todos. Me interesa la discusión de este foro. Estoy completamente de acuerdo con @romansuarez: una relación afectiva, emocional, sexual, de pareja entre un alumno/a y un/a profesor/a tiene una dimensión legal (cuando los alumnos son menores de edad), moral y pedagógica de la cual no podemos hacer abstracción, es decir, no podemos hacer como que no importa o no es un factor que debe ser considerado. Me parece que no se puede considerar una relación así (o incluso si todavía no hay tal relación, y apenas se trata de una atracción) como cualquier otra relación de caracter privado. El profesor se enfrenta al alumno desde una posición de ‘poder’. Por eso, el comentario de @urielhernandez me parece atinado, es necesario evaluar el posible ‘abuso’ de la situación privilegiada que tiene el profesor ante el alumno.
    El caso de la violencia entre profesores y alumnos tiene a su vez características específicas distintas a las de la atracción que se pueda dar entre estas personas. No sé si todos comparten este punto de vista, pero me parece que es más común que haya profesores violentos con alumnos que a la inversa. Esto tiene que ver con la situación de poder en la que el profesor se encuentra frente al alumno. Ese ‘poder’ está respaldado por la institución educativa desde el momento mismo en que el profesor tiene la facultad de pasar o reprobar al alumno; pero también está respaldada por la moral imperante. (Un caso similar sucede con la figura del sacerdote, cura, párroco o similares: la sociedad respalda y avala el papel de estas figuras como ‘autoridades morales’). Investidos como están de ese ‘poder’ frente al alumno, me parece que se debería poder apelar a una instancia que cuide y proteja los intereses de los alumnos frente a los posibles abusos por parte de los profesores.
    Ahora bien, en este punto, no he tomado postura sobre el comentario @yierva. Entiendo que introducir la dimensión de los derechos humanos para estos problemas puede resultar algo extraño, innecesario e incluso chocante; sin embargo también puede operar como plataforma de defensa y de exigibilidad de derechos para los alumnos.
    ¿Cómo ven los demás?

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 18)

Debes estar registrado para responder a este debate.