Relaciones interpersonales

pa k kieres saber eso jaja saludos

Este debate contiene 4 respuestas, tiene 3 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de Sebastián Lomelí sebastianlomeli hace 3 años, 6 meses.

Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)
  • Autor
    Publicaciones
  • #3517
    Imagen de perfil de Sebastián Lomelí
    sebastianlomeli
    Participante

    Este foro no es para discutir la ortografía de esta frase que se ha vuelto una tendencia memetica. Ya dejaremos para otra ocasión el tema de los memes. Lo que me gustaría aquí es discutir los conceptos de finalidad y medio.
    En el ámbito de Relaciones interpersonales se nos recomienda revisar el concepto de “finalidades de las interacciones humanas”, es decir “¿para qué nos vinculamos con las personas?”. Pero como buenos estudiosos la de filosofía, lo primero que debemos pensar es qué cosa es una finalidad, y después habría que cuestionarse sobre las finalidades de la interacción entre personas.
    Creo que estas preguntas se vinculan con las áreas de interés de la plataforma de Temas, en particular con los de “Vida humana”, “Conocimiento científico”, “Relación del hombre con la sociedad”, “Arte, expresión y apreciación estética” y “Formas de gobierno”. En todos estos rubros el concepto de fin resulta un problema por sí mismo.
    Se me ocurren estas preguntas para iniciar:
    -¿Qué es una finalidad?
    -¿Cómo se establece una finalidad?
    -¿Hay finalidades universales? ¿Hay finalidades que compartimos con todas las personas?
    -¿Para qué nos vinculamos con otras personas?
    -¿Toda finalidad ética requiere que nos vinculemos con otras personas?
    -Si para alcanzar un fin requerimos medios, ¿cómo distinguimos entre medios adecuados o problemáticos?
    -¿Hay medios buenos para alcanzar un fin que sean malos en términos éticos?

    #3527
    Imagen de perfil de Karla Alday
    karlaalday
    Participante

    Hola @sebastianlomelí y todos los miembros de este grupo. Me dio curiosidad de dónde surgió esta expresión tan popular en las redes sociales y encontré una nota del periódico El País titulada Para qué quieres saber la historia detrás del “pa ke hieres saber eso jajaja saludos” donde dice que esta expresión surgió en un foro de yahoo donde alguien pregunto nada más y nada menos que por ¡El nihilismo nietzscheano! Mientras otros usuarios recomendaban obras de el filósofo alemán, alguien contestó con la ya célebre expresión en cuestión. La nota que les comparto está acompañada de una serie de memes muy chistosos, por ejemplo, uno en el que creo que se evidencia la cuestión de la finalidad de las relaciones interpersonales:

    ¡Te amo, mi amor! ¿Tú me amas?
    – pa ke kieres saber eso jaja saludos

    Con lo que retomo tu pregunta: ¿Para qué nos vinculamos con otras personas? Por ejemplo en el amor ¿para qué amamos a otras personas? ¿Amamos para ser amados?

    #3543
    Imagen de perfil de Román Suárez
    RomanSuarez
    Participante

    Pues la palabra “finalidad” puede entenderse como el “propósito” u objetivo último que nos lleva a instrumentar una serie de medios que nos permitan lograrlo. En este sentido podríamos hablar de cadenas de medios y fines en las que estos últimos pueden transformarse, a su vez, en medios, por ejemplo: todas las acciones que llevo a cabo, como parte del trabajo remunerado que realizo, tienen como fin obtener un pago, pero la obtención de ese pago deja de ser un fin y se transforma en un medio cuando lo utilizo, o planeo utilizarlo, para comprar algo que ya no tenga que ver con el trabajo del que es producto. De ahí que sea necesario establecer la distinción entre fines que son o pueden ser, a su vez, medios y aquellos que son fines en sí mismos, es decir aquellos que se persiguen sin miras a otra cosa que no sean ellos mismos. Estos últimos tienen la característica de que no se pueden transformar nunca en medios. Si estamos de acuerdo con lo anterior, tendríamos que admitir, como lo hace Kant y bajo una perspectiva no egoísta, que el trato con las demás personas debe ser siempre desde el punto de vista de la finalidad absoluta, por lo que, tratándose de personas no podríamos preguntarnos “para qué nos relacionamos con ellas” ya que eso supondría que les estamos tratando como medio para otra cosa y no como fines en sí mismas.

    Saludos

    #3544
    Imagen de perfil de Román Suárez
    RomanSuarez
    Participante

    Otra cuestión que podría añadirse a lo anterior, tomando en cuenta la cita de @karlaalday, y el tema del foro, es si el conocimiento que puede ser fin en sí mismo y nunca medio para algo más. Hay cosas que queremos saber sólo porque nos permiten llevar a cabo acciones o tomar mejores decisiones, pero que, fuera de esas necesidades, no nos importarían, sin embargo, habría que pensar si hay cosas que nos interesan y que no obedecen a esa lógica. En ese sentido, lo que parece chistoso de la frase es que en ella el amor como interés o medio se oculta detrás del amor como finalidad última. En nuestro imaginario el amor es algo desinteresado y, por ello, siempre se coloca como finalidad última (a quien tiene amor nada le falta, o algo así), sin embargo, saber si alguien nos ama es justamente lo contrario a sentir ese amor desinteresado ya que ese conocimiento no puede ser otra cosa que una información útil para tomar alguna decisiones (interesadas) tales como seguir amando a esa persona o casarme con ella o cosas así.

    Saludos

    #3625
    Imagen de perfil de Sebastián Lomelí
    sebastianlomeli
    Participante

    Siguiendo con el tema de los fines y los medios, encontré este fragmento de Heidegger en el que critica el modo de pensar contemporáneo, siempre preocupado por alcanzar metas cuantificables. A este pensamiento calculador, opone la meditación serena: un pensar que no apresura conclusiones ni calcula ventajas.

    “La creciente falta de pensamiento reside así en un proceso que consume la médula del hombre contemporáneo: su huida ante el pensar. Esta huida ante el pensar va a la par con el hecho de que el hombre no la quiere admitir. El hombre de hoy negará incluso rotundamente esta huida ante el pensar. Afirmará lo contrario. Dirá –y esto con todo derecho- que nunca en ningún momento se ha realizado planes tan vastos, estudios tan variados, investigaciones tan apasionadas como hoy en día. Ciertamente. Este esfuerzo de sagacidad y deliberación tiene su utilidad, y grande. Un pensar de este tipo es imprescindible. Pero también sigue siendo cierto que es un pensar de tipo peculiar.
    “Su peculiaridad consiste en que cando planificamos, investigamos, organizamos una empresa, contamos ya siempre con circunstancias dadas. Las tomamos en cuenta con la calculada intención de unas afinidades determinadas. Contamos de antemano con determinados resultados. Este cálculo caracteriza a todo pensar planificador e investigador. Semejante pensar sigue siendo cálculo aun cuando no opere con números ni ponga un movimiento máquinas de sumar ni calculadoras electrónicas. El pensamiento que cuenta, calcula; calcula posibilidades continuamente nuevas, con perspectivas cada vez más ricas y a la vez más económicas. El pensamiento calculador corre de una suerte a la siguiente, sin detenerse nunca ni pararse a meditar. El pensar calculador no es un pensar meditativo; no es un pensar que piense en pos del sentido que impera en todo cuanto es.
    “Hay así dos tiempos de pensar, cada uno de los cuales es, a su vez y a su manera, justificado y necesario: el pensar calculador y la reflexión meditativa.
    “Es a esta última a la que nos referimos cuando decimos que el hombre de hoy huye ante el pensar. De todos modos, se replica, la mera reflexión no se percata de que está en las nubes, por encima de la realidad. Pierde pie. no tiene utilidad para acometer los asuntos corrientes. No aporta beneficio a las realizaciones de orden práctico.[…]
    “El pensar meditativo exige a veces un esfuerzo superior. Exige un largo entrenamiento. Requiere cuidados aún más delicados que cualquier otro oficio auténtico. Pero también, como el campesino, debe saber esperar a que brote la semilla y llegue a madurar.”
    Martin Heidegger, Serenidad, 18-19

Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)

Debes estar registrado para responder a este debate.