Actividad

  • Jankelevitch ha actualizado una entrada en el grupo Logo del grupo SexualidadSexualidad hace 7 años, 8 meses

    ¿En qué se distinguen el discurso Ético del discurso de la Psicología y de los sexologos?, buena pregunta…

    • @karlaperezrodriguez Estoy de acuerdo contigo en que es una buena pregunta. Ahora bien, la psicología se ha nutrido, y constituido, de diversas corrientes entre ellas: el psicoanálisis, el conductismo, el cognitivismo, etc. Y, de repente, pareciera que hay tantas definiciones de psicología como corrientes, pero podría rescatar dos fundamentales: “el estudio de la mente” y “el estudio de la conducta”. Ya sea que se dé prioridad a la conducta (como en el conductismo) o a los procesos mentales (como en el psicoanálisis) el discurso de la psicología no se enfoca, como la Ética, a teorizar sobre las mejor opciones de convivencia. Por ejemplo: desde el discurso de algunos psicoanalistas, la promiscuidad se analiza como un fenómeno humano sin necesidad de reflexionar sobre las posibles consecuencias negativas que tengan en nuestras relaciones con los demás.

    • Voy a recurrir a un clásico “Naranja Mecánica”, aunque claramente es una ficción, muestra un poco como la psicología (en este caso el conductismo) podría asumir acciones cuestionables desde un a reflexión ética:

    • Como yo propuse la pregunta @karlaperezrodriguez, ahora trato de elaborarla un poquito. Yo pienso que la diferencia entre el discurso de la ética y el de la filosofía no sólo se distinguen por la preocupación ética o política que muestra el discurso de la segunda, como piensa @karlaalday. También en su mismo ejercicio hay diferencias. Así, el discurso psicológico debe suponer una cosa que debe estudiar o analizar, el ejemplo que pone Karla es la mente o la conducta. Por su parte el discurso filosófico parece no suponer una cosa sobre que debe hablar. Parece que critica a los otros discursos. ¿Cómo ven esa diferencia?

    • Dado que la pregunta iba dirigida a la diferenciación entre el discurso de la psicología y el de la ética, propuse algunos ejemplos muy particulares. Pero coincido en que el propio ejercicio es distinto y que la filosofía se mueve en los metadiscursos. Por ejemplo, frente al Psicoanálisis, las críticas de los filósofos han sido mayores desde la Epistemología y la Filosofía de la Ciencia. El filósofo argentino Mario Bunge, basado en el principio de falsación de Karl Popper ha propuesto que el psicoanálisis no puede ser una disciplina seria, dado que cualquier contraejemplo parece no funcionar para refutar sus principios.

      • Otros pensadores, en cambio, han dirigido sus críticas al psicoanálisis basándose en la idea de hombre que en él subyace. La famosa frase de Sigmund Freud “…infancia es destino”, nos remite a una concepción del ser humano como un ser determinado (destinado) ¿Será que nuestra infancia decide lo que seremos? ¡La pregunta sigue abierta!