Argumentos conductivos y argumentación en ética.

Este debate contiene 16 respuestas, tiene 8 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de Cristian Alejandro Cristian Alejandro hace 4 años.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 17)
  • Autor
    Publicaciones
  • #2009
    Imagen de perfil de Cristian Alejandro
    Cristian Alejandro
    Participante

    Saludos a todos.

    Los argumentos conductivos fueron propuestos originalmente por Carl Wellman en 1971 en su libro Challenge and Response: Justification in Ethics. Uno de los objetivos de Wellman era dar cuenta de los procesos de razonamiento que nos permiten justificar nuestros juicio éticos. Existen 3 tipos de argumentos conductivos, pero el momento quiero presentar sólo el tercer tipo. En este caso tenemos una conclusión tentativa, una serie de razones a favor de dicha conclusión (posiblemente independientes unas de otras) y una serie de razones en contra de dicha tesis (posiblemente independientes unas de otras).

    Este tipo de argumentos pueden no ser muy bien vistos. En algunos contextos existen ciertas bases o principios que nos permiten construir argumentos muy bien sustentados favor (o en contra) de una tesis; por ejemplo, en matemáticas los argumentos son construidos a partir de los axiomas. En estos casos parece que los principios nos permiten determinar de manera clara cuáles son las razones adecuadas que debemos considerar en el caso de tesis que queremos defender (o atacar).

    Sin embargo, no en todos los casos contamos con principios compartidos por los miembros de una comunidad y la estrategia de construir argumentos a partir de principios compartidos no parece estar a la mano. En mi opinión, los argumentos conductivos pueden ser muy útiles en contextos de discusión en los cuales no se cuenta con una serie de principios bien establecidos que sirvan como punto de partida para la justificación de una postura; por ejemplo, en un contexto multicultural.

    ¿Qué opinan ustedes? ¿Creen que los argumentos conductivos son una buena herramienta para establecer discusiones racionales en contextos multiculturales? ¿Qué criterios consideran que podríamos usar para evaluar un argumento conductivo?

    Christian Flores (@ubermensch), Cecilia Ceballos (@ceciliaceballos), Francia Ivette Macias (@franzvett), Moisés Saldaña (@moises-saldana37), Benjamin Panduro (@benjaminpanduro), Adriana Mancilla (@adrianaphilos), Lizet Pedraza (@lizetpedraza), Nadia Tapia (@nadiatapia), María del Rosario Reyes (@rosarioreyes), Abimelec Robles (@abimelec), Marcela Gomez (@margomez), Mary Vázquez (@maguadalupevazquezcastorena), Miriam Magdalid Ortega (@miriammagdalid2), Susy Gómez (@susygomezz), Tere Aguiar (@tereaguiarf), Maren Alonso (@marenalonso), Gamaliel Rendón (@gama), Carlos López Portillo (@clport72), Bernardo Salgado (@bernardos), Andrea Castell (@andreacastell), Fernando Rafael (@fernando), Juan Carlos Rendón (@rendon), Yuridia Santaella (@yuri), Oscar Daniel Ordaz (@oscar), María Eugenia Fregoso (@mariaeugenia), Jorge Álvarez (@jorgealvarez), Tirso Medellín (@tirso), Rodolfo Flores (@rodolfoflores), Ana Laura Castillo (@laurac-b), Fabiola Miguel (@fa45), Saidy Armenta (@saidyalejandra), Eduardo García (@jeduardo), Genaro Tolosa (@genarotv), Juan Carlos Romero (@juancarlosromero), Magdalena Orozco (@magda), Rodolfo Leyva (@lesoro), René Flores (@rfloresh), Oviel Gutiérrez (@edgarovielgutierrezmurillo), Dannaly Vale (@dannaly), Martín Flores (@martiflores2), Arhemy Alonso (@arhemy21), Eliseo Luna (@eliseoluna), María Elena Castillo (@malena), Federico Sánchez (@federicosanchezmartinez), Fernando Vázquez (@ferny), María de Jesús Rodríguez (@majesusrodriguez), Armando Velázquez (@jarman), Liliana Ramírez (@lilianaramirez2), Víctor Hugo Meza (@mezadx2), Zaida Guillen (@hosana2015), Ramon Castro (@1ramoncastro), Nahameth Rangel (@nahamethrangel), Víctor Hugo Estrada (@vher), Soraida Reyes (@soraidareyes), Nithia Castorena (@nithiacastorena-saenz), Itz Bri (@itzbri), Erwin Nieto (@nietoerwin), Jesús López (@jesuslopezmaerinez), Nayeli Ramírez (@nayeliramirez), Antonio Gamboa (@antoniogamboa), Benigno Benavides (@benigno), Adriana Chamery (@chamery), Eber Medina (@ebermedinaflores), Laura Cardenas (@elenaca), David Jacobo Ramos (@jacoboramos), Francisco Botello (@franciscob), Homero Francisco Salgado (@ethosguaycura83), Hortensia Bahena (@hortensiabahenaocampo), Nelly Beltrán (@missnelly), Ulises Gómez (@ulisesongs), Marco Juárez (@marco), Nabetse Sánchez (@nabetse-2), Osvalo García (@osvaldo), Javier Lon (@jerlon), Silvia Oviedo (@silviaoviedopacheco), María Nely Mendoza (@marnelmendoza),Mario Álvarez (@sharelo59), Eloiza Martínez (@eloizamartinezgarcia), Dalia Olvera (@daliaolvera), Javier Villalobos (@javiervillalobosgallegos), Luis Ramírez (@luisramirezgonzalez), José Quintanar (@quintanar), Lorenzo Rodríguez (@lorenzo), Chabeli Rodríguez (@chabeli), Rubén Hernández (@rubenmantenimiento), Armando Zapata (@armandozapata), Vida Esther Navarrete (@vidaesther), Jorge Rivera (@rivera), Julia Aguirre (@juliajuanaaguirremonroy), Rodolfo García (@rodolfo), Román Rocha (@romanrocha), Luis Roberto Herrera (@roberth), Oviel Gutiérrez (@oviel), María Trinidad Ramírez (@trinnylog), Laura Patricia (@laurapatriciam), Alejandra Meza (@alejandramezaanguiano), Anita Pérez (@anitaperez), Elsa Dávila (@edavisa92), Roxana Gómez (@roxanama), Hiram Redondo (@hiramrendondominguez), Daniel Puc (@daniel), Yaya Vallejo (@soraidavallejopiedra), Jesús Abraham (@unknow), David Gardiño (@davidgarduno), Orlando Espinoza (@orlandoespinoza), Martha Coyote Lira (@marthalirafranco), Gabriela Ramírez (@gabrielaitzelhramirezramos), Fabiola Ledesma (@fabiolaledesma), Trinidad Martínez (@trinidadmartinezflores), Alfredo García (@alfredogarcia), Natalia Campos (@natalianelda), Orlinda Amparo (@orlindaamparovirgen), Cíbeles Ramón Avalos (@cibelesramonavalos), Juan Francisco Barragán (@juanfrancisco), Vania Sotomayor (@vaniasotomayorybarra), Diana Nuñez (@diananunez), Fernando Rafael Lamela (@fernandorafael), Vanessa Casillas (@vanessadenissecasillasgarcia), Jorge Ibarra (@jorgeibarra), Alejandro Gómez (@alejandrogomez), María del Socorro Sandoval (@coco), Anel Moreno (@anelmm), Alejandra Ramírez (@alejandraramirez), Arturo Avila (@arturoavilazavala), Jorge Gasca (@lic-jorgegasca), Edith Olán (@edith), Magbis Mazariegos (@magbismazariegos), Erika Irais Domínguez (@erikairais), Nora Patricia Valderrama (@norapatricia), Viri Espinoza (@viri), Vanessa Cardenas (@vanessa), Adriana Hernández (@adriana061), Liliana Cancino (@liliana), Odyta (@odyta), Liliana Perea (@lilikame06), Ena Monse Guerrero (@enamonse), Emiliano López (@jeje), Ethel Rueda (@ethelz-rueda), Yesenia Mendoza González (@yesenia), Francisco Antonio Patrón (@franciscopatron), Angélica Colín (@angelicacolin), Ernestina Galán (@ernestinagalant), Armando Ramírez (@nando), Mario Suárez (@icopi), Carlos López (@carlosflopezocampo), Fernando Flores (@fernando-flores-galicia), Francisco Barrón (@franciscobarron), Oscar Santana (@oscarsantana), Patricia Díaz (@patriciadiaz), Jeannet Ugalde (@jeannetugalde), Víctor Cantero (@cantero), Víctor Florencio Ramírez (@victorflorencio), Roman Suarez (@romansuarezg), Karla Alday Santos (@karlaalday), Mauricio Sosa (@lecontrefacteur), Melisa Vivanco (@melviva), Hugo Enrique Sánchez (@hugoenriquesanchez), Carlos Romero (@carlosromero), Natalia Luna (@natalialuna), César López (@cesarlopez), David Esquivel (@davidesquivel), Francisco Barrón (@yierva), Sebastián Lomelí (@sebastianlomeli), Nancy Nuñez (@nancynunez), Cecilia Chávez (@ceciliachavez), Miriam Díaz (@malinalli), Jesús Jasso (@jesusjassomendez), Marco Godínez (@markotom).

    #2012
    Imagen de perfil de Nancy Abigail
    Nancy Abigail
    Participante

    Hola Cristian,

    Me parece un foro muy interesante. Yo nunca había escuchado hablar de este tipo de argumentos, así que me di ala tarea de hacer la típica búsqueda de google pero no encontré ninguna fuente confiable. ¿Tienes a la mano algún ejemplo sobre el que podamos discutir?

    Saludos y gracias por el foro 🙂

    #2013
    Imagen de perfil de Cecilia
    Cecilia
    Participante

    Hola Cristian @cristiangutierrez y Nancy @nancynunez, gracias por el foro. ¡Es un tema muy bueno! A mí me da mucha curiosidad saber los otros dos tipos de argumentos conductivos. ¿Nos podrías contar un poco de ellos?

    #2015

    Hola estimado Cristián, @cristiangutierrez, me uno a la petición de Nancy y Cecilia, @nancynunez y @ceciliachavez, de pedirte algún ejemplo concreto de argumento conductivo en ética (y ver si hay alguna manera de emplearlos en otras áreas). Concentrarnos en un ejemplo específico puede ayudar a dirigir bien la discusión del foro. ¡Gracias!

    saludos.

    #2020
    Imagen de perfil de César Manuel
    César Manuel
    Participante

    Hola @cristiangutierrez @nancynunez @ceciliachavez @cantero

    Salvo que Cristian considere alguna corrección o quiera colocar algún otro caso, adelantaré dos ejemplos de argumentos conductivos con conclusión hacia cuestiones de ética. Se consideran según Wellman “cuestiones de ética” las obligaciones, deberes, valoraciones y similares:

    (1) Aunque no se debe mentir y no conozco al polizón en mi garage, lo haré al ocultar que ahí se esconde, porque quienes lo buscan piensan matarlo y suelen ser impulsivos en sus acciones.

    (2) A partir de ahora no está permitido a los automóviles que usan gasolina circular todos los días en la Ciudad de México porque la contaminación pone en riesgo la salud de todos, ya somos demasiados vehículos y los embotellamientos generan demasiados contaminantes; esta prohibición se mantendrá sin importar lo nuevo del vehículo, ni que se cuente con un amparo en contra de los programas “hoy no circula”.

    ¡Saludos!

    • Esta respuesta fue modificada hace 4 años, 1 mes por Imagen de perfil de César Manuel César Manuel.
    #2022

    Gracias César, @cesarlopez, por los ejemplos. Creo que con ellos en mente, podemos empezar la discusión. Pero antes, quisiera entender el primer argumento que nos ofreces. No me queda claro que al ocultar información acerca de la localización del polizón en el garage tenga que mentir. Ocultar o no develar información no constituye una mentira. (¿O a ti sí te lo parece?) Sus perseguidores pueden preguntarme: (i) si sé dónde está el polizón y (ii) dónde se encuentra exactamente. Puedo responder con verdad la primera diciendo que sí sé donde está el polizón, pero negarme a contestar la segunda. Puede ser que me vaya mal al no revelar la información, pero no estaría mintiendo. ¿O qué te parece? Saludos.

    #2023
    Imagen de perfil de Carlos Romero
    Carlos Romero
    Participante

    Hola compañeros!

    Yo sigo con dudas acerca de la definición de argumento conductivo.

    Por lo que se ha dicho, parece que un argumento conductivo es más bien un proceso un diálogo o debate, en el que dos partes (que ni siquiera necesitan ser dos personas: consideren un diálogo interno que podemos hacer en nuestras propias mentes o discurso) ofrecen razones a favor o en contra de una misma tesis.

    Si esto es el caso, creo que el problema que plantea @cristiangutierrez se reduce al problema de proponer principios para evaluar qué participante en un debate –si es que alguno, o uno solo: puede ser ninguno, o los dos– ha argumentado mejor respecto z la tesis discutida. Esto podría ser un problema más tratable; pero antes de examinarlo más de cerca me gustaría saber si están de acuerdo con mi reducción propuesta.

    #2024
    Imagen de perfil de César Manuel
    César Manuel
    Participante

    Hola a todos. El caso con los argumentos conductivos es problemático porque se pueden reducir de varias maneras. Wellman da buenos argumentos para descartar algunas reducciones, pero creo que la de @carlosromero es un buen comienzo. La reducción correspondería al tercer tipo nada más.
    Creo que hay que intentar varias reducciones para pensarlos y entonces me gustaría ver cuál es el siguiente paso en el examen de Carlos.

    #2025
    Imagen de perfil de César Manuel
    César Manuel
    Participante

    Hola @cantero. Tal vez podríamos armar otro argumento conductivo para deliberar si evitamos la mentira bajo tu estrategia. Yo pensaría así:

    (1B) Si afirmo que sé en dónde está el fugitivo aunque no diga en dónde, me irá mal ante unos tipos que quieren matar y son muy impulsivos en sus acciones; probablemente decidan entrar por la fuerza a mi casa y de todas maneras encontrarán al fugitivo pero además me asociarán como su cómplice, cosa que me pone en riesgo de morir a mí también. Si miento al responder que sé en dónde se encuentra el fugitivo, seguirán su búsqueda por la calle y evitaré un asesinato en mi propia casa y problemas conmigo y los asuntos turbios de estos rufianes que al final de cuentas desconozco. Por todo esto, mentiré.

    No sé si esto logre dejar de lado la cuestión acerca de cuándo mentimos al menos por un momento. Lo interesante sería pensar que ya sea deliberando que estoy obligada a mentir o suponiendo que hay buenas razones para anunciar a los asesinos que tengo la información que buscan pero no se las daré, ¿cómo podemos evaluar racionalmente ambos casos? Esto es parte de lo que Cristian nos pregunta.

    Saludos!

    • Esta respuesta fue modificada hace 4 años, 1 mes por Imagen de perfil de César Manuel César Manuel.
    #2028
    Imagen de perfil de Patricia Díaz
    Patricia Díaz
    Participante

    Hola @cristiangutierrez @nancynunez @ceciliachavez @cantero @cesarlopez y @carlosromero. Encontré la siguiente información sobre argumentos conductivos en el libro de Trudy Govier (quien hace referencia a Wellman) A Practical Study of Argument (Wasdworth/Thomson 2005). Govier dice que, en los argumentos conductivos, el apoyo para la conclusión siempre es de tipo convergente, es decir, las premisas cuentan separadamente a favor de la conclusión. Se proponen como relevantes de modo independiente entre sí y no necesitan estar conectadas para apoyar a la conclusión. Si una o más premisas son removidas del argumento, la relevancia de las premisas restantes no se ve afectada. Las premisas no implican a la conclusión por generalización inductiva o por analogía. Parece que esta descripción sólo corresponde a parte de los argumentos conductivos de Wallace que mencionó Cristian. Govier dice que también se les llama argumentos de “balance de consideración” o “acumulación de consideración” –pues siempre puede haber puntos o razones a considerar que son relevantes pero contrarios a la conclusión. Si no mal recuerdo, @cesarlopez puso un ejemplo de ese tipo en uno de sus foros.
    Traduzco un ejemplo que pone Govier: “(1) La eutanasia voluntaria, en la cual un paciente terminal elige conscientemente morir, debería ser legalizada. (2) Los adultos responsables deberían ser capaces de elegir si viven o mueren. Asimismo, (3) la eutanasia voluntaria salvaría a muchos pacientes del dolor insoportable. (4) Reduciría costos sociales. (5) Evitaría que los parientes sufrieran al ver a sus seres queridos morir de manera intolerable e indigna. Aun cuando (6) exista algún peligro de abuso, y a pesar del hecho de que (7) no sabemos con seguridad que no se hallará una cura para la enfermedad del paciente, (1) la eutanasia voluntaria debería ser una opción legal para el paciente terminal.” Los marcadores “aun cuando” y “a pesar del hecho de que” indican que (6) y (7) son dos “contra-consideraciones”, o sea, premisas contra la conclusión pero que son relevantes y, por eso, deben ser tomadas en cuenta por quien delibera.

    • Esta respuesta fue modificada hace 4 años, 1 mes por Imagen de perfil de Patricia Díaz Patricia Díaz.
    #2030
    Imagen de perfil de Patricia Díaz
    Patricia Díaz
    Participante

    Ahora bien, en cuanto a la tercera pregunta de @cristiangutierrez (“¿Qué criterios consideran que podríamos usar para evaluar un argumento conductivo?”),un criterio es considerar la relevancia de cada premisa por separado. Es decir, revisar si, por ejemplo, cada premisa está realmente conectada con la conclusión (es atinente), si cada una de ellas no da evidencia a favor de la conclusión.
    Sobre si estos argumentos son útiles en contextos multiculturales, creo que sí, porque las contra-consideraciones podrían ser los puntos de vista diferentes al nuestro, pero que debemos tomar en cuenta y sopesarlos. Retomaré el ejemplo de Govier sobre eutanasia voluntaria. Un católico generalmente está contra la eutanasia. Supongamos que, en un contexto multicultural, hay un ateo que está a favor de la eutanasia. EL católico tal vez ofrezca razones como (6) y (7) contra la eutanasia. El ateo toma en cuenta 6 y 7 pero ofrece una serie de razones (1 a 5) a favor de ella, para hacerle ver al católico que, considerando todo el conjunto y posibles situaciones, es una mejor solución legalizar la eutanasia. Las contra-consideraciones son, creo, objeciones relevantes contra la conclusión- ¿o qué opinan @cristiangutierrez @cesarlopez @nancynunez @ceciliachavez @cantero y @carlosromero ?

    • Esta respuesta fue modificada hace 4 años, 1 mes por Imagen de perfil de Patricia Díaz Patricia Díaz.
    • Esta respuesta fue modificada hace 4 años, 1 mes por Imagen de perfil de Patricia Díaz Patricia Díaz.
    #2034

    @cesarlopez Tu reformulación del argumento sobre mentir o no me parece bien, y ya no surge el asunto que me preocupaba. Creo que ya podríamos examinarlo o bien empezar con el ejemplo que @patriciadiaz nos ofrece sobre la eutanasia.

    #2337
    Imagen de perfil de Ernestina Galán
    Ernestina Galán
    Participante

    Pues revisando las últimas publicaciones encontré la invitación a este foro que @cesaropez publicó recientemente. El tema y la discusión me han parecido muy interesantes. Aunque al principio no me quedó del todo claro qué es un argumento conductivo, las explicaciones de @carlosromero y @patriciadiaz me han servido bastante para aclararlo un poco. Si les entendí bien, de lo que se trata en los argumentos conductivos es, en primer lugar, de poner a consideración tanto razones a favor como en contra para una conclusión. Sin embargo, no me queda claro todavía que se tiene que hacer después de esto. ¿Se trata de elegir la mejor razón? O mas bien se trata de usar en conjunto todas las razones, tanto las a favor como en contra, para aceptar o rechazar la conclusión? Muchas gracias por su ayuda, sigo pendiente de la discusioón. 🙂

    #2355
    Imagen de perfil de Carlos Romero
    Carlos Romero
    Participante

    Hola a todos!

    Muchas gracias @patriciadiaz porque tu post me ha resultado muy iluminador. Creo que avanza en la cuestión que planteaba @cesarlopez sobre cómo evaluar argumentos conductivos. Avanzando sobre esta línea, a la pregunta de @cesarlopez creo que–suponiendo que podamos entender al menos ciertos argumentos conductivos como siendo, en realidad, procesos de diálogo en los que varias partes ofrecen sus argumentos–podríamos comenzar a responder con base en estas ideas. La propuesta sería simplemente evaluar a tales argumentos con los mismos criterios con los que ya evaluamos a los otros argumentos bien conocidos: por analogía, inductivos, deductivos, abductivos… De nuevo, esto depende de que entendamos a al menos ciertos argumentos conductivos como una secuencia de otros argumentos ya bien conocidos (una secuencia en un diálogo).
    ¿Qué opinan?

    Ahora bien, la maestra @ernestinagalant hace una muy pertinente pregunta:

    no me queda claro todavía que se tiene que hacer después de esto. ¿Se trata de elegir la mejor razón? O mas bien se trata de usar en conjunto todas las razones, tanto las a favor como en contra, para aceptar o rechazar la conclusión?

    Yo le respondería, maestra, que elegir la mejor razón supone tener una visión en conjunto. Es decir, tenemos un argumento conductivo en el que se ofrecen muchas razones, a favor o en contra. Entre ellas quizá haya mejores razones que las demás, a estas las elegimos. O quizás no: quizás todas son más o menos igual de buenas, o más o menos igual de malas (o más o menos igual de “ni tan buenas ni tan malas”!). Entonces lo que podríamos hacer en ese caso es o (1) dejar la cuestión para otro momento, o (2) tratar de tomar esas razones más o menos iguales (en cuanto a calidad) y extraer de ellas una nueva razón que supere las flaquezas de las anteriores.
    ¿Qué opina?

    Saludos!

    #2357
    Imagen de perfil de Patricia Díaz
    Patricia Díaz
    Participante

    ¡Saludos a tod@s! Creo que @carlosromero tiene razón al proponer que tendríamos que evaluar los argumentos conductivos con los mismos criterios que usamos para otros argumentos. Por ejemplo, ¿son aceptables o dudosas cada una de las premisas a favor o en contra de la conclusión? Y también veo que la pregunta de la maestra @ernestinagalant viene muy a cuento. ¿QUé hacer después de considerar PROS y CONTRAS? ¿Qué pasaría si hacemos una lista de Pros y otra de Contras y son igual de largas y ambas contienen buenas razones, como señala Carlos? Esta situación podría llevarnos al escepticismo o la inmovilidad, pues sería un caso de equipolencia: se tienen igual número de argumentos o pruebas a favor y en contra de la tesis, de modo que no se puede preferir racionalmente qué decisión tomar (mentir o no mentir; legalizar o no legalizar la eutanasia, etc.) Además de las 2 propuestas finales de Carlos, creo que también depende de las particularidades del caso al cual nos enfrentemos.
    Por ejemplo, supongamos que tengo a un familiar adulto con una enfermedad para la que actualmente no hay cura segura sino tratamientos que pueden o no funcionar. Ella preferiría no continuar en el hospital, así que está a favor de dejar el tratamiento –y voluntariamente, opta por la eutanasia. Yo quisiera que ella continuara con el tratamiento, pero, ¿cómo puedo oponerme a su decisión? ¿Cuánto tiempo más habría que esperar por una cura definitiva?

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 17)

Debes estar registrado para responder a este debate.