¿Qué es el pensamiento crítico?

Este debate contiene 17 respuestas, tiene 13 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de Patricia Díaz Patricia Díaz hace 7 años, 1 mes.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 18)
  • Autor
    Publicaciones
  • #3545
    Imagen de perfil de Francisco Barrón
    Francisco Barrón
    Jefe de claves

    Profesores, los invitamos a leer y conversar colectivamente el texto “¿Qué es el pensamiento crítico?” del Dr. Alejandro Herrera. La idea es comentar y debatir las ideas, ahondar en el texto, clarificar los argumentos o referencias que encontremos en la lectura. Copio acá todo el pequeño artículo, pero también lo pongo acá por si quieren bajarlo:

    “Mientras en nuestras preparatorias y universidades se viene enseñando la lógica de manera tradicional, es decir, la lógica formal acompañada de tablas de verdad, de reglas de inferencia y de ejercicios abstractos de derivaciones, en Canadá, Estados Unidos e Inglaterra se empezó a generar -a mediados de los años 70- un movimiento que fue resultado de una sensación generalizada de insatisfacción con los cursos tradicionales de lógica formal, ya fuese ésta lógica simbólica, ya fuese la aún más tradicional (de raigambre escolástica) que sigue enseñándose en las preparatorias de nuestro país. Dicho movimiento promueve como alternativa la enseñanza del pensamiento crítico (“critical thinking”), expresión ésta que en la actualidad forma parte del título de una gran cantidad de libros de texto, muchos de los cuales se encuentran ya en la biblioteca del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM. Uno de los primeros filósofos en usar la expresión “Critical Thinking” como título de un libro de lógica fue Max Black (1946). Otros autores prefirieron títulos como “El arte de razonar”, “Lógica práctica”, “Lógica aplicada” y muchos otros títulos, pero sobre todo usaron la expresión “lógica informal”. Así, en 1978 surgió en Canadá la Informal Logic Newsletter, cuyos editores fueron J. Anthony Blair y Ralph H. Johnson. En el primer número caracterizaban la lógica informal, por vía negativa, como “todo lo que no puede aparecer en las páginas de The Journal of Symbolic Logic” y, por vía positiva, como “toda una gama de cuestiones teóricas y prácticas que surgen al examinar de cerca, y desde un punto de vista normativo, los razonamientos cotidianos de la gente”.

    Otras nociones estrechamente ligadas a esta corriente son las de argumento o argumentación, y la de retórica (esta última de alcurnia aristotélica). En esta dirección fueron precursores e iniciadores notables S. E. Toulmin con The Uses of Argument (1958), así como L. Olbrechts-Tyteka y Chaim Perelman con The New Rhetoric (originalmente en francés). Este último escribiría luego Le champ de l’argumentation, y Toulmin desarrollaría en 1978 un método para analizar argumentos. A grandes rasgos, la argumentación es caracterizada por algunos autores como el dar razones a favor de una afirmación.

    El pensamiento crítico se propone examinar la estructura de los razonamientos sobre cuestiones de la vida diaria, y tiene una doble vertiente analítica y evaluativa. Intenta superar el aspecto mecánico del estudio de la lógica, así como entender y evaluar los argumentos en sus habitats naturales, por ejemplo, el jurídico, el estético y el ético.

    Estrechamente ligado al pensamiento crítico y a la lógica informal, está el estudio de las falacias (o más precisamente, de las falacias informales). En los tratados comunes de lógica y en los programas de lógica de los planes de estudio vigentes, el capítulo de las falacias ocupa un espacio irrisorio. Por el contrario, en la actualidad hay libros dedicados totalmente a las falacias, o hay capítulos mucho más extensos en los que se pone énfasis en la importancia de la detección de falacias en el contexto de la vida cotidiana. Douglas Walton es uno de los estudiosos más importantes de esta materia. El pensamiento crítico no se caracteriza como tal en el sentido destructivo o demoledor, sino más bien como un pensamiento reflexivo que fundamenta debidamente las afirmaciones. En palabras de Vincent Ryan Ruggiero, “nos ayuda a interpretar ideas complejas, a evaluar las evidencias a favor de un argumento, y a distinguir entre lo razonable y lo no razonable”. Para ello, diversos textos han ideado novedoras técnicas para analizar la estructura de los argumentos en términos de estrategia más que de esqueleto simbólico. Algunos autores han sido muy críticos de textos de lógica típicos -como el de Copi-, a los que han calificado de “cursos de matemáticas,simplificados” (Francis Watanabe Dauer). Sin embargo, no todos piensan que haya que excluir de estos textos a la lógica formal. Por ello, algunos incluyen, por ejemplo, la lógica proposicional en algún capítulo y piensan que sería una insensatez prescindir de ella. El pensamiento crítico, en síntesis, ha devuelto los argumentos a su habitat natural. En el próximo número ofreceremos una bibliografía de esta tendencia en la enseñanza de la lógica.”

    #3557
    Imagen de perfil de Patricia Díaz
    Patricia Díaz
    Participante

    Hola @yierva, muchas gracias por el Foro. Pongo acá la plática “Pensamiento crítico – Falacias vs Argumentos” con Alejandro Herrera. Es un podcast del programa radiofónico “De filosofía y filósofos” (UFM Alterna, estación de radio de la UAEMor, 2010), para complementar el texto que nos compartes:
    http://defilosofiayfilosofos.blogspot.com/2010/05/pensamiento-critico-falacias-vs.html

    #3570
    Imagen de perfil de Jesús Jasso Méndez
    Jesús Jasso Méndez
    Participante

    Hola Francisco @yierva. Muchas gracias por abrir este foro de Lectura que nos acerca de manera introductoria al Pensamiento crítico.

    De acuerdo con la Lectura de este breve artículo escrito por Alejandro Herrera, me gustaría señalar, por ahora, tres puntos:

    1. Por una parte tenemos lo que nosotros conocemos por Lógica formal (que aquí podríamos hacer muchas distinciones ulteriores). Por otra, lo que de acuerdo con el artículo suele llamarse,ógica informal.
    2. El Pensamiento Crítico, ha sido también nombrado en la literatura de Lógica y Argumentación mediante: ‘El arte de razonar’, ‘Lógica práctica’, ‘Lógica aplicada’. Luego, cuando hablamos de Pensamiento crítico solemos hablar, dentro de la literatura de Lógica y Argumentación, de Lógica informal.
    3. El pensamiento crítico o Lógica informal suele explicarse en los siguientes términos: “toda una gama de cuestiones teóricas y prácticas que surgen al examinar de cerca, y desde un punto de vista normativo, los razonamientos cotidianos de la gente”.

    Lo anterior me hace pensar que no existe una contraposición entre la lógica formal e informal. Sino que, por una parte, la lógica informal utiliza las herramientas formales para examinar de cerca LOS RAZONAMIENTOS COTIDIANOS de la gente, y en por otra parte, la lógica informal toma en consideración otros aspectos NORMATIVOS para INTERPRETAR y ANALIZAR nuestras afirmaciones predicativas en la vida cotidiana. Estos pueden ser: contextos de afirmación, intenciones de los hablantes, relevancia de contenido (de nuestras afirmaciones respecto a un tema u tópico), el criterio de acuerdo, etc.

    Ustedes, ¿qué opinan? ¿Qué opinan nuestros colegas profesores de las relaciones entre Lógica formal y Lógica informal? ¿qué opinan del primer acercamiento que nos ofrece Herrera a la noción de Pensamiento crítico?

    Saludos,
    Jesús @jesusjassomendez 🙂

    Archivos adjuntos:
    You must be logged in to view attached files.
    #3603
    Imagen de perfil de Abraham Avila
    Abraham Avila
    Participante

    Estimado @yierva, asesores y profesores, al revisar el programa de estudios de lógica del Bachillerato tecnológico conforme el Acuerdo secretarial 653, me llamó mucho la atención el poco espacio que le designan a las falacias. De hecho en el sólo apartado en que lo abordan se refieren a estas como “falacias que apelan a los sentimientos”. Esto coincide con lo observado por Herrera en el texto que estamos revisando. De manera que si el interés es abordar la argumentación o el pensamiento crítico, cabe ampliar el estudio del contenido semántico de los razonamientos, la intención con que se hace.
    Coincido con @jesusjassomendez respecto a que no hay contraposición entre la lógica formal e informal en tanto que al discutir la estructura de los argumentos se revisa la veracidad o falsedad de las premisas y su relación para apoyar una conclusión, aspectos claves para, como su palabra lo dice, comprender en qué consiste un razonamientos, su validez, la contundencia de sus premisas. La dificultad de esto es cómo vincularlo con el estudio de los razonamientos en cuanto al contenido de lo expresado.
    Harada Olivares (2009) considera que la lógica informal presenta problemas filosóficos que la filosofía de la lógica debería tratar, de manera que la lógica informal no debe observarse como una didáctica de la lógica (formal).
    Así, siguiendo la idea de Harada se requiere discutir cómo es que el objeto de estudio de la lógica informal, los argumentos cotidianos, pueden o no ser formalizados.
    Así lo señala Harada (2009, p. 126):
    “De manera aun más precisa, se pretende mostrar que: a) existen problemas filosóficos en torno a la lógica informal, b) esta lógica no se reduce a una aplicación práctica o al lenguaje ordinario, con fines puramente didácticos, de la lógica formal deductiva, c) sino que tiene un objeto de estudio (los argumentos) diferente al de la lógica formal, d) uno de sus principales problemas filosóficos (la formalización de los argumentos) sigue abierto y, por consiguiente, e) la filosofía de la lógica debería ocuparse de él”.

    Adjunto la dirección del documento:
    http://www.redalyc.org/pdf/104/10411360003.pdf

    #3606
    Imagen de perfil de Rafael Peralta
    Rafael Peralta
    Participante

    A mí me gustaría poner el énfasis en la cuestión de la enseñanza. Si bien la lógica formal y la informal comparten muchos problemas filosóficos y se relacionan de muchas maneras, me gustaría preguntar ¿cómo sería recomendable aprender lógica? ¿Puede ser apropiado enseñarla y aprenderla de maneras diferentes en diferentes contextos?.

    Hay quienes piensan, por ejemplo, que lo más apropiado sería comenzar por la lógica informal y dejar la lógica formal para después. Hay quienes piensan que se debería enseñar lógica informal y dejar la otra sólo para quienes estén interesados en profundizar en ella, alegando que la lógica informal es más últil para la vida diaria.

    Pero también hay quienes consideran que es mejor comenzar por la lógica proposicional y la lógica de primer orden, para después pasar a los temas de la lógica informal. Algunas personas alegan a favor de esta propuesta, que una vez que se tienen más claras las condiciones de validez y los esquemas de razonamiento válidos, es más fácil detectar por qué las falacias falla, o qué información deberían incluir las premisas de un argumento para fundamentar adecuadamente la conclusión.

    Ahora bien, en el caso de los bachilleratos tecnológicos ¿Sería conveniente o no ahondar más en cuestiones de lógica formal? y ¿cuáles serían esos temas? ¿Qué hay por ejemplo de quienes en el mismo bachillerato toman cursos para obtener un título de técnico en electrónica, elctromecánica, programación, electricidad u ofimática? ¿sería útil para ellos aprender más lógica formal que la contemplada en el plan de estudios? A algunos tal vez les sería útil aprender algunas cosas sobre interdefinibilidad de las conectivas lógicas, tema bastante relacionado con el álgebra booleana.

    ¿qué piensan ustedes?

    #3616
    Imagen de perfil de Nancy Abigail
    Nancy Abigail
    Participante

    Hola a todos,

    En respuesta a lo que plantea @rafaelperalta, creo que sería muy recomendable combinar la enseñanza de la lógica formal y la lógica informal, incluso en los bachilleratos tecnológicos. Hay cuestiones que de la primera que entendemos mejor cuando las estudiamos desde el enfoque de la segunda y viceversa. Por ejemplo, creo que argumentamos mejor cuando sabemos lógica formal, aunque en un principio aprendamos a hacerlo desde el enfoque de la lógica informal.

    Les dejo el enlace una serie de vídeos muy buenos sobre el pensamiento crítico (tienen subtítulos en español) https://www.youtube.com/watch?v=Cum3k-Wglfw

    #3625
    Imagen de perfil de Carlos Romero
    Carlos Romero
    Participante

    Hola a todos!

    Tengo que comenzar señalando que estoy de acuerdo con @jesusjassomendez: no hay una contraposición, al menos no necesariamente (quizá en ciertos aspectos puedan competir, por ejemplo, en el aspecto de a cuál le dedicamos más tiempo para aprenderla o enseñarla). De hecho, coincido en que son acercamientos complementarios al análisis de ese fenómeno complejo que es la argumentación.

    Pienso que a la lógica formal la podemos ver como un aparato matemático que–como todos–está construida sobre la base de ciertas presuposiciones: que hay solo dos valores de verdad, que toda proposición tiene uno y sólo uno de estos, etcétera. Sin embargo, por más que estas presuposiciones a veces son limitaciones, en muchos otros casos ese aparato matemático puede ayudarnos a entender y sistematizar–para entender más–aspectos de la argumentación. Por ejemplo, puede ayudarnos a comprender la noción de validez y de forma lógica proposicional.

    Pero como todo aparato matemático que se usa para modelar un fenómeno, la modelación supone una manera de aplicar el aparato al fenómeno. Y ahí puede haber muchos factores interesantes: en ciertos casos, puede no ser claro qué forma lógica tiene una proposición; o puede no ser claro si siquiera el fragmento de discurso que estamos analizando es una proposición o no. En esos casos, por supuesto, la misma aplicación de la lógica formal presupone una manera de razonar que puede necesitar ir más allá de la misma lógica formal.

    Ahora, quizá la lógica informal no debería verse solo como una herramienta para aplicar a la formal. Como bien nota Alejandro Herrera en el texto, en muchas ocasiones es importante no aislar un argumento para solamente considerar su estructura proposicional (o, en cursos algo más avanzados, su estructura cuantificacional también), sino considerar las presuposiciones, el contexto y las intenciones que se tienen al emitir tal argumento. Sin embargo, me queda la duda: todos esos factores, ¿no podrían buscar ser matematizados, de manera análoga a como otros factores relevantes para la argumentación han logrado hacerse? No sólo la forma lógica proposicional: consideremos a la noción de relevancia, a la de probabilidad, a la de grados de verdad o de plausibilidad, a la explicación… Para todos estos estos factores se han propuesto teorías formales. ¿Alguno de los comentados por el autor quedaría fuera de esta posibilidad?

    No quiero implicar alguna idea como “si no está matematizado no sirve”, lo cual sería absurdo porque es justo el conocimiento y las habilidades pre- o no-matemáticas las que se presuponen y contribuyen a la formalización de un tema. Solo pienso que, así como las teorías formales de los factores arriba señalados nos han ayudado a entender la estructura, funcionamiento y consecuencias de estos, quizá también asi podría pasar con esos otros factores que menciona el autor.

    #3678
    Imagen de perfil de Cecilia
    Cecilia
    Participante

    Saludos a todos, gracias por el foro Francisco @yierva, me parecen muy interesantes las aportaciones que han hecho. Muchas gracias por la sugerencia de lectura Jesús @jesusjassomendez, como se ha comentado, y se señala en la charla que nos compartió Paty @patriciadiaz, la lógica informal y la lógica formal se complementan en la tarea del análisis de argumentos de la vida cotidiana. Por ejemplo, como se menciona en la charla, el entrenamiento formal da herramientas que ayudan en la detección de falacias. Por otro lado, retomando lo que mencionan Rafael @rafaelperalta y @nancynunez, sería pertinente ver qué estrategia didáctica conviene más en cada caso. Por ejemplo, en el bachillerato tecnológico, puede ser más atractivo para los estudiantes comenzar con un enfoque formal, sobre todo por los usos que pueden tener en su práctica laboral con este tipo de herramientas; y mostrar que además esto lo pueden usar en el análisis de argumentos en la vida cotidiana, pero esto siempre depende mucho de cada grupo.Por otro lado, me encontré una nota periodística que menciona la intención de la creación de un examen de pensamiento crítico a los docentes para mejorar su formación. Así que también podemos pensar en el papel que tiene esta formación en los docentes mismos: Magisterio impondrá en el 2017 un test de acceso sobre lógica y pensamiento crítico en Catalunya, se titula la nota. Finalmente, como bien menciona Carlos @carlosromero, también se ha dado un esfuerzo por formalizar estos aspectos aún no formalizado de la teoría de la argumentación y tal vez podamos esperar nuevos tipos de complementación de estas disciplinas.

    #3681
    Imagen de perfil de Heber
    Heber
    Participante

    Francisco Barrón @yierva, el texto, aunque breve, da un diagnóstico preciso de algunas de las dificultades pedagógicas de la lógica en nuestro país. Desde mi experiencia personal puedo compartir con ustedes algunos de los problemas con los cuales me he topado en mi práctica docente:
    1. La falta de espacios no escolares para pensar críticamente: la falta de una retroalimentación comunidad-escuela muchas veces impide que las y los estudiantes reflexionen y actúen críticamente.
    2. El poco tiempo destinado para la enseñanza de lógica: no es ningún secreto que el tema de los horarios escolares es uno de los más polémicos a nivel mundial, sin embargo, considero que es más bien perjudicial tratar de reducir la enseñanza de la lógica (formal e informal) a un único semestre.
    3. La diversidad de enfoques de los distintos subsistemas de educación media superior: como lo señala @ceciliachavez un enfoque de la lógica formal en bachilleratos tecnológicos tiene mejores resultados pues, la práctica cotidiana, les permite a las y los estudiantes comprender algunos usos reales y próximos de la lógica en su vida del día a día.

    #3686
    Imagen de perfil de Francisco Barrón
    Francisco Barrón
    Participante

    Gracias a todos por participar en este foro de lectura, @hebervazquez, @jesusjassomendez,@patriciadiaz, @rafaelperalta, @nancynunez,@carlosromero y @abrahamavila. Y ciertamente el texto es muy ilustrativo y presenta de manera sucinta problemas y cuestiones interesante sobre la lógica y la argumentación en el sistema educativo mexicano. Yo sólo quisiera hacer dos preguntas que podrían marcar otras vías de análisis de estos problemas que podemos o no seguir.

    1) ¿Qué se entiende por “crítico” en el nombre de la forma de acercarse a la lógica y la argumentación en el pensamiento crítico?

    2) Esta pregunta ya la había hecho un foro acá, en este grupo, aunque perdimos todas las respuestas: ¿Por qué siempre se enseña lógica en el bachillerato mexicano?

    #3690
    Imagen de perfil de Hugo Enrique
    Hugo Enrique
    Participante

    Gran foro @franciscobarron; los comentarios de los profesores son muy pertinentes y dan un abanico muy interesante de preguntas y sugerencias.
    En el texto de Herrera me llamó mucho la atención que el movimiento conocido como pensamiento crítico “fue resultado de una sensación generalizada de insatisfacción con los cursos tradicionales de lógica formal”. Nunca escuché quejarse a nadie de la lógica formal en los cursos que tomé en la Facultad de Ciencias, no noté insatisfacción, sino interés: era bastante obvio que los cursos de lógica eran muy útiles para aprender estrategias de demostración y que daban un panorama enriquecedor para repensar teoremas, razonamientos y problemas matemáticos. Las ventajas de la lógica nos hacían pensar que la materia no debía ser optativa, sino obligatoria. Sin embargo, como estudiante de filosofía escuché con mucha frecuencia hablar en términos negativos de la lógica: inútil, abstrusa, fuera de lugar, una pérdida de tiempo. ¿Quién y en qué circunstancia puede sentir insatisfecho por la lógica formal?

    #3729
    Imagen de perfil de Jeannet Ugalde
    Jeannet Ugalde
    Participante

    Hola a tod@s, muy interesantes participaciones. Coincido en que la lógica formal y la lógica informal no se contraponen, sin embargo creo que a nivel bachillerato resulta importante el enfoque que se le da en la enseñanza. Para un estudiante de ese nivel, me parece que resulta bastante frustrante el encuentro con la lógica formal, por el nivel de abstracción que le requiere y la falta de claridad respecto a sus usos en la vida cotidiana y en sus relaciones con las distintas materias que conforman su plan de estudio y su posible uso a nivel profesional, dependiendo de aquello que desee continuar estudiando. Por otra parte, un enfoque práctico de la lógica, pienso que resulta mucho más estimulante y enriquecedor para un estudiante, al mismo tiempo que su estudio le permite vincularlo con otras materias.

    #3731
    Imagen de perfil de Jesús Jasso Méndez
    Jesús Jasso Méndez
    Participante

    Pensamiento crítico en Español
    Estimados colegas, comparto con ustedes un enlace a un blog donde pueden encontrar algunos trabajos interesantes sobre pensamiento crítico en español. Considero que nosotros como profesores del bachillerato es bueno tener presente y disponibles estas fuentes. ¿Qué les parece?

    http://www.criticalthinking.org/pages/recursos-en-espaamp241ol-resources-in-spanish/455

    Saludos,
    Jesús @jesusjassomendez 🙂

    Archivos adjuntos:
    You must be logged in to view attached files.
    #3741
    Imagen de perfil de Cecilia
    Cecilia
    Participante

    Me parece muy valiosa la experiencia que nos comparte @hebervazquez, y en lo personal la agradezco porque me permite ver puntos de encuentro en las formas en las que pensamos, se puede enseñar de mejor manera la lógica. Concido con el maestro @hebervazquez en que es muy importante tener un espacio de ejercicio del pensamiento crítico, en tanto que este tipo de habilidades se espera que redunden en mejores prácticas en su vida en comunidad, y pienso que un problema de la educación en la actualidad es precisamente esa falta de vínculo entre las instituciones educativas y la comunidad.

    Por otro lado, como menciona @hugoenriquesanchez, a mi también me llamó la atención y me movió a pregunta el inicio del artículo. Coincido también en haber vivido las experiencias que nos comparte acerca de esta ambivalencia de percepciones con respecto a la lógica formal, y tal vez valdría la pena preguntarnos qué la motiva.

    Finalmente les comparto una revista pedagógica acerca de la enseñanza del pensamiento crítico con diversas propuestas de evaluación. Pueden verla dando click aquí

    #3742
    Imagen de perfil de Heber
    Heber
    Participante

    La primera pregunta que plantea Francisco Barrón @franciscobarron me parece, por decirlo de alguna manera, sísmica. La pregunta por el adjetivo “crítico” a la hora de tratar de adecuar discusiones filosóficas a un programa de educación media superior nos obliga, se quiera o no, a seleccionar sólo algunos elementos de teorías muy amplias. Con temor absoluto a equivocarme, creo que la dimensión “crítica” del pensamiento (al menos desde la Modernidad) está relacionada con un método para acceder a la verdad recurriendo sólo a la razón misma, por ello es indispensable conocer sus capacidades y sus límites (puntos críticos, o de no retorno).
    ¿Cuál es límite de inteligibilidad a la hora de dar clases de lógica a nivel medio superior? ¿Dónde está el punto de no retorno en el cual la lógica comienza a ser algo abstruso o inútil para l@s jovenes de bachillerato? A veces me asombra que algunos estudiantes no se tomen la molestia de indagar un poco en sus propias capacidades intelectuales, no sé si la facilidad de respuestas y recursos que obtienen a través de la tecnología les impida usar creativamente sus propios pensamientos para resolver problemas cotidianos. La inmediatez de las respuestas gracias a buscadores de intenet parece convertirse en una “inercia” que choca de frente ante algo tan simple como un diálogo real entre dos seres humanos con puntos de vista distintos. ¿Cómo evitar ese punto de no retorno? Por aquí dejo un link de un video que propone cinco pasos para mejorar el pensamiento crítico https://www.youtube.com/watch?v=dItUGF8GdTw

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 18)

Debes estar registrado para responder a este debate.