Actividad

  • Víctor Cantero Flores ha actualizado una entrada en el grupo Logo del grupo Contenido central 2Contenido central 2 hace 4 años, 7 meses

    Entonces, ¿Rivera es o no el dueño de la Colegio?

    Vamos a echar mano de los 4 consejos que vimos en mi mensaje anterior para determinar si la noticia que el cardenal Rivera es dueño del Colegio Rébsamen es falsa.

    1. Constatar la fuente Parece que la única fuente disponible de la presunta propiedad del Colegio por parte del Cardenal es un mensaje anónimo compartido, inicialmente, por WhatsApp y, más tarde, en Facebook y otras redes. Otros lugares donde se menciona esta noticia, hacen referencia a este mensaje. ¿Es confiable la noticia? No hay siquiera un autor, y no sabemos dónde y cuándo se inició. Todo esto es sospechoso. Parece que estamos frente a una noticia falsa.

    2. Verificar la gramática y las emociones . No quiero repetir el mensaje aquí, pero si damos un vistazo rápido al texto, es patente que quienquiera que sea el autor está involucrado emocionalmente en el tema, además de estar escrito con una pésima ortografía y redacción. El autor o autora del texto se nota profundamente enfadada e indignada, no deja de insultar y, en general, no hace un reporte objetivo del suceso. Además, implícitamente, insulta a quien no reenvíe el mensaje, pues al no hacerlo, no se estaría haciendo lo correcto. Esto nos hace sospechar que se trata de una noticia falsa.

    3. Verificar otras fuentes confiables. Una noticia de esta índole saldría a flote en otros medios de comunicación más conocidos—no querrían quedarse atrás con una noticia de tal índole. Sin embargo, si buscamos otras fuentes, varios de los medios de comunicación, no solo no hacen mención, sino que desmienten la noticia. (Véanse los comentarios, donde les comparto algunas de estas fuentes) Esta falta de fuentes, de nuevo, nos hace sospechar que estamos frente a una noticia falsa.

    4. Haz tu propia investigación En el texto compartido por WhatsApp, el autor o autora no nos dice nada acerca de cómo se enteró de ella. Se sugiere que tal vez provino de un soldado. ¿Cuál soldado? ¿Cuándo lo dijo? ¿A quién se lo dijo? No lo sabemos. Por otra parte, en el comunicado que dio la Arquidiócesis, se apunta lo siguiente, que creo es un muy sensato: “Consciente de que cualquier persona que afirme lo contrario [es decir, que el Cardenal Rivera es dueño del Colegio] tiene el deber de probarlo…”. Así, en mi indagación, no solo no encontré ninguna otra fuente que confirme la presunta noticia, sino muchas que la nieguen. Y ante el reto de mostrar que esto es cierto, no ha habido nadie que salga a mostrarlo. Todo esto nos hace sospechar que la noticia es falsa.

    El daño que hizo el sismo en varias partes del país es mucho, no empeoremos más la situación difundiendo irreflexivamente todas estas noticias falsas.

    • Acá pueden encontrar el comunicado de la Arquidiócesis de México sobre la presunta noticia.

    • Y acá la nota del Universal, desmintiendo la noticia.

    • Finalmente, lo que dice Proceso.

    • Con el gusto de saludarte, Víctor Cantero me parece muy acertado el comentario aclaratorio, y me recordó el comentario de un alumno hace años que dijo “Profe, por cierto la Luna no es de queso, fue un niño con hambre que se la imagino y de allí se hizo chisme”, por consiguiente si una información no se puede probar no se puede tomar como verdadera

      • Estoy de acuerdo, profesor. Me gustaría señalar que no tomar por verdadero algo no necesariamente es tomarlo por falso, también podríamos no pronunciarnos por su verdad o falsedad quizá porque no tenemos elementos ni para comprobar su verdad ni elementos suficientes para daterminar su falsedad. A esto se le llama “suspender el juicio”.

      • Gracias por la intervención, estimado Ramón (@1ramoncastro). Al menos hay que ser precavidos y cautos con la información que recibimos y la que damos. Si no estamos seguros, mejor “suspender el juicio”, como acertadamente indica mi colega Hugo, @hugoenriquesanchez. Transmitir esta cautela y cuidado en verificar la información a nuestros estudiantes es, sin duda, algo muy importante. ¿Cree que pueda usar esta estrategia–elegir una noticia falsa e identificar los indicios de su falsedad–en el aula con sus estudiantes? Nos gustará leer sus experiencias. Saludos.

        • @cantero, @hugoenriquesanchez, Gracias por retroalimentar, desde luego que pondre la actividad sugerida, en cuanto tenga el resultado lo comparto, y pregunto mas por ignorancia que curiosidad “Al suspender el Juicio” ¿a que conclusiòn llegamos?, o ¿la conclusiòn misma es la suspensiòn de dicho juicio?, porque seguramente la actividad me conducira a este momento. De antemano les agradezco su retroalimentaciòn y estarè al pendiente ¡¡¡Saludos!!!

          • Estimado Ramón, @1ramoncastro, muchas gracias por su activa participación. Nos motiva a trabajar todavía más. Nos será muy útil saber su experiencia en el aula usando estos materiales, pues, al final, lo que más importa es que realmente les sirvan. Finalmente, por “suspender el jucio” nos referimos a la actitud de negarnos a pronunciarnos a favor o en contra de alguna afirmación. Por ejemplo, cuando tengo cierta noticia en mis redes sociales, y realmente no tengo manera de verificarla, tengo que suspender el juicio, es decir, tengo que decir que realmente no sé si es verdadera o falsa. La conclusión a la que llegamos al suspender el juicio es algo como lo siguiente: dado lo que sé y la información disponibl, no sé si esa noticia es verdadera o falsa. Espero poder apoyarle muy pronto, saludos.