David Esquivel

Respuestas de foro creadas

Viendo 8 publicaciones - del 1 al 8 (de un total de 8)
  • Autor
    Publicaciones
  • #3300
    Imagen de perfil de David Esquivel
    David Esquivel
    Participante

    Hola @carloromero muchas gracias por tu atinada síntesis de las aportaciones. Respecto al análisis del argumento estoy de acuerdo en la mayoría de los puntos que mencionas pero me gustaría destacar lo siguiente: Pienso que una de las intenciones de Sonny es la de “formar” a Calogero desde su perspectiva de hombre de negocios o de mafioso. Los resultados deportivos que en realidad importan son aquellos que te reportan un beneficio, como en las apuestas. No se ve en la escena que puse pero a lo largo de la película Sonny da una serie de consejos a Calogero basado en la que él dice fue su lectura más importante cuando estuvo en la cárcel: El príncipe de Maquiavelo. Creo que ese modo de operar en la vida podría explicar por qué a Sonny no le importan tanto las cuestiones relacionadas con los “sentimientos” (el amor a una chica o a un equipo deportivo) sino el cálculo preciso de acciones necesarias para alcanzar lo que se desea. (dinero, poder, relaciones provechosas, etc.), por otro lado hay que reconocer que a pesar de que el argumento de Sonny tenga premisas falsas resulta efectivo a la hora de cuestionar cierto “fanatismo de la juventud”, al apelar a cosas mundanas como el trabajo del padre o el pago de la renta Sonny aleja a Calogero del mundo de la fantasía heroica del deporte para hacerle ver los “problemas reales” que, con los años, deberá enfrentar un chico de un barrio pobre.

    (Dato curioso: El guión de la película fue escrito por Chaz Palmentieri quien es el actor que interpreta a Sonny)

    Respecto a lo que comentas sobre nuestra discusión con @franciscobarron creo que has atinado cuando dices que la injerencia del Estado en los cuerpos de los ciudadanos no tiene que ver con una cuestión estética sino económica. Yo me equivoqué al decir que no tanto moral, por supuesto que es un problema con tintes morales. También me surgieron dudas como, ¿será una preocupación del Estado que los ciudadanos sean plenos y felices o más bien trata de llevar a cabo distribuciones racionales del gasto? Tal vez esa discusión pueda ser interesante para el foro de la próxima semana.

    Dejo aquí el link de la película por si quieren verla. (Yo diría que es una película de formación, algo así como un Bildungsroman en el Bronx)

    @jesusjassomendez @hugoenriquesanchez @jeannetteugalde @jeje @ceciliachavez @patriciadiaz

    #3208
    Imagen de perfil de David Esquivel
    David Esquivel
    Participante

    Respecto a lo que pregunta @hugoenriquesanchez yo creo que no es irracional no dar argumentos en favor de las preferencias, los romanos solían decir que sobre los gustos no había discusión. ¿Es mejor una persona que disfruta de la ópera que alguien a quien le gusta el fútbol? ¿Hay argumentos para decir que un pasatiempo es superior al otro?

    Me parece muy interesante lo que comentan @jesusjassomendez y @jeje Algunos sociólogos y antropólogos piensan que el deporte está asociado a la diversión gratuita y en ese sentido es opuesto al trabajo remunerado. ¿Será por que no produce algo que el deporte puede ser considerado intrascendente? Si su beneficio no es económico sino para la salud, ¿será lo mismo subirse a una bicicleta estática que jugar una cascarita de fútbol? Yo creo que muchas personas apoyan equipos deportivos porque también están implicadas cuestiones de identidad, de familiaridad o de pertenencia. Cuando se le pregunta a un aficionado por qué sigue a un equipo yo creo que su respuesta, como señaló Hugo más arriba, está casi siempre asociada a un sentimiento.

    Lo que menciona @jeannetugalde me parece interesantísimo, de hecho es el tema de uno de los capítulos de mi tesis de doctorado, se llama: “Los atletas del logos”, tal vez podamos abrir otro foro porque el tema es muy amplio pero tiene razón. Platón consideraba a la educación atlética algo necesario para la formación del ciudadano y muchas veces entró en conflicto con los sofistas por ideas como estas: ¿Se vale todo en una discusión y en una competencia atlética? ¿Lo importante es ganar o competir? ¿Es mejor el atleta que siendo más débil sabe ganar haciendo uso de toda clase de recursos? Yo leí sobre todo un diálogo que se llama Eutidemo y se desarrolla precisamente en un gimnasio. No está de más recordar que Platón fue también un campeón del pancrasio.

    Dejo aquí una canción sobre futbol en la que no aparece la palabra futbol

    ¿Se entiende de qué va?
    ¿Qué referentes hay que tener para poder comprender su mensaje?

    #3203
    Imagen de perfil de David Esquivel
    David Esquivel
    Participante

    Hola a todos y gracias por sus interesantes participaciones. En respuesta a @franciscobarron mi comentario tiene que ver con que en México mucha gente ve deportes pero pocos los practican. Somos uno de los países con más personas obesas en el mundo, especialmente entre los niños. Algunos médicos de la OMS hablan incluso de la pandemia que se avecina y de la imposibilidad de tratar a tantas personas por enfermedades que son prevenibles con una buena alimentación y ejercicio. En términos económicos y no tanto morales, todos los mexicanos deberíamos hacer al menos 30 minutos de actividad física al día.

    Por retórica del deporte entiendo todos aquellos mensajes que fluyen entre el espectáculo y el espectador: Reconocer valores asociados a la práctica deportiva, comprar la camiseta, organizar una porra, odiar al rival o promover el Fairplay,la identificación de un equipo con un barrio o una ciudad también sería un ejemplo de eso.

    #2011
    Imagen de perfil de David Esquivel
    David Esquivel
    Participante

    Hola @carlosromero y @cesarlopez Yo no entendí a qué se refiere M. Nussbaum con “respeto al alma”. Creo que en el mundo griego la distinción entre filósofos y sofistas no era muy clara, como se puede ver en la obra del comediógrafo Aristófanes. Isócrates, contemporáneo de Platón e ignorado por éste, pugnaba por una paideia que combinara tanto la retórica como la filosofía… me pregunto por qué habrá perdurado tanto esa idea de que retórica y filosofía eran actividades separadas. ¿No usaba Sócrates también la retórica?

    #1870
    Imagen de perfil de David Esquivel
    David Esquivel
    Participante

    Fantástico @hugoenriquesanchez gracias por compartir. En efecto es muy importante que no perdamos de vista que una discusión puede convertirse en un fin por sí misma o bien, puede ser un medio para adquirir nuevos conocimientos, fortalecer aprendizajes, afianzar o incluso desechar los que ya tenemos. Cuando se da la primera situación y vemos la discusión como un fin podemos estar cayendo en la erística más que en la argumentación. Hace poco publiqué algo sobre Arthur Schopenhauer y sus ideas sobre la parte positiva y negativa de la discusión. Lo pongo por aquí:

    Nada supera para el hombre la satisfacción de su vanidad y ninguna herida duele más que las que se inflingen a ésta. Esta delectación de la vanidad proviene de la comparación con los demás en todos los aspectos pero especialmente en los referentes a la capacidad intelectual. Esta comparación tiene lugar de manera efectiva y violenta en las controversias. De aquí el furor del derrotado, y de aquí que se acoja a la última estratagema sin que se pueda evitar con simple gentileza de nuestra parte. Tener sangre fría puede ser de enorme utilidad en estas ocasiones si, cuando el adversario pasa a los ataques personales, uno responde con calma que eso no tiene nada que ver con el tema discutido y retorna a éste y continúa demostrándole que no tiene razón sin prestar atención a sus ofensas. La única contrarregla segura es no entrar en controversia con el primero que llega, sino sólo con aquellos que se conocen y de los que uno sabe tienen la inteligencia suficiente para no proponer cosas absurdas que lleven al ridículo, y tienen suficiente talento para discutir a base de razones y no con baladronadas, para escuchar y admitir razones, y que aprecien la verdad aunque esté de la otra parte. De esto se sigue que, entre cien personas, apenas hay una con la que valga la pena disputar. A los demás hay que dejarlos que digan lo que quieran porque el ser idiota es uno de los derechos del hombre. En todo caso, la controversia es, con frecuencia, útil para las dos partes, como una colisión de cabezas que sirve para rectificar los pensamientos y también lograr nuevos puntos de vista. Pero los dos contendientes deben ser similares en cultura e inteligencia. Si uno carece de la primera, no pacta todo; si carece de la segunda, el rencor que ello produce lo instigará a la deslealtad, a la astucia, a la villanía. En: “El arte de tener siempre la razón

    #1865
    Imagen de perfil de David Esquivel
    David Esquivel
    Participante

    Hola @jesusjassomendez gracias por participar en este foro.

    Creo que sería importante que nos pusieramos de acuerdo sobre el término “justificación”

    Cuando discutimos con otras personas, sobre todo cuando lo hacemos airadamente, podríamos decir que nuestras opiniones están “justificadas” en tanto que abonan al objetivo que queremos lograr ¿Podría la justificación tener otro sentido relacionado al orden o al sustento con que presentamos nuestras opiniones? Creo que estoy va muy relacionado con tu segunda pregunta y a mí más bien me surgen más preguntas. ¿Podríamos evaluar de la misma manera una opinión y una opinión justificada? Ya los filósofos griegos se quejaban de que la opinión o doxa era algo inestable, algo que todo el mundo podía tener y enunciar sin que necesariamente esas opiniones pudieran estar relacionadas con la verdad o con el conocimiento cierto de las cosas. Suele pasar que cuando discutimos con alguien y nos cansamos y queremos zanjar el tema y no tocarlo más que atribuimos a su dicho la etiqueta de “opinión”. Bueno, decimos, esa es simplemente tu opinión y no coincide con la mía, así que deberíamos dejar de discutir ¿Qué sucede en casos como ese? Tu tercera pregunta me hizo pensar mucho y preguntarme más ¿Qué pasaría si mirásemos el hecho de discutir con alguien más como una oportunidad o un ejercicio para la evaluación de los argumentos y no tanto un esfuerzo por persuadir al otro? ¿Sería posible que desaparecieran los gritos, los sombrerazos o las bofetadas que vemos en la escena?

    ¿Cómo ven @patriciadiaz @jeannetugalde @franciscobarron @hugoenriquesanchez

    #1862
    Imagen de perfil de David Esquivel
    David Esquivel
    Participante

    Hola @patriciadiaz y @jeannetugalde muchas gracias por participar en el foro. Yo estoy de acuerdo con el símil de Paty. Muchas veces podemos encontrar situaciones de la vida en la que las emociones rebasan a los participantes y resulta difícil plantear argumentos de manera ordenada. Con todo y eso cada uno de nosotros hemos podido encontrar elementos del diálogo que se aproximan a una argumentación y tienen intenciones precisas como 1) Evitar que el padre persista en su intento de conquistar a Josefita. 2) Hacerle saber que es viejo y que enamorarse no debería ser parte de sus actividades 3)Mostrar la diferencia que existe entre los jóvenes y los viejos en función de lo que pueden o no pueden hacer, etc. Yo no me había percatado del argumento que encontró Paty: ¡El padre ha enloquecido y blasfema contra Dios! Los escritores del guión son: Rogelio A. González e Ismael Rodríguez quién también es el director. Saludos a todos.

    #1821
    Imagen de perfil de David Esquivel
    David Esquivel
    Participante

    Hola @hugoenriquesanchez gracias por participar del foro. Me parece excelente tu propuesta, siempre será más fácil distinguir si existe o no un argumento cuando separamos el discurso en elementos más simples.

    No estoy muy seguro si la intención del hijo es el el padre se case con Josefita sino al contrario:

    Es un hecho que tú, mi padre, eres viejo, Es por eso que No debes casarte con Josefita.

    Como mencionas podríamos tratar de identificar las intenciones del discurso del hijo a partir de otros datos que están implícitos.

    Es un hecho que tú eres viejo y yo soy jóven (el padre dice: todavía tienes la leche en los labios)
    Los viejos no se casan (¿Dónde está aquella voz fuerte y enamoradora?)
    Yo debo casarme con Josefita.

    ¿Habría elementos para plantearlo así?
    ¿Cómo ves?

    Archivos adjuntos:
    You must be logged in to view attached files.
Viendo 8 publicaciones - del 1 al 8 (de un total de 8)