Actividad

  • Nelly ha publicado una actualización hace 6 años, 4 meses

    Hola, tengo una pregunta: ¿cuál es la diferencia entre una justificación válida y una inválida?

    • ¡Hola @missnelly! ¡Buena pregunta! A mí se me hace interesante saber ¿de dónde surgió?, y así comprender mejor la cuestión. Espero que puedas comentarnos más y quizá por el momento @cesarlopez pueda ayudarnos con los asuntos de validez e invalidez.

    • Hola Nelly (@missnelly) y Karla (@karlaalday).
      El sentido de “válido” se usa de varias maneras en nuestro lenguaje. Cuando hablamos de “validez lógica” se trata de una cuestión muy precisa y es esta:
      Recordemos que los argumentos podemos entenderlos como una afirmación (llamada conclusión) que se sostiene en otras afirmaciones (llamadas premisas). Las premisas pueden ser verdaderas o falsas. Quien argumenta, quiere sostener la verdad de la conclusión y se apoya en las premisas.
      Los argumentos válidos lógicamente tienen una estructura tal que si efectivamente todas las premisas son verdaderas, la conclusión está garantizada como verdadera. Los inválidos son los que aunque tengan todas las premisas verdaderas, la conclusión puede fallar. Los argumentos inválidos son argumentos con menos “solidez” argumental. Sin embargo no todos los argumentos inválidos son “malos”. Algunos son muy razonables, sólo que no cuentan con garantías. Hay ejemplos muy interesantes de argumentos válidos y de argumentos inválidos.

      • Otro detalle: cuando hablamos de argumentos solemos llamar “justificación” al tipo de apoyo que la conclusión recibe de las premisas. Fuera de cuestiones de lógica y de Teoría de la argumentación puede encontrarse el uso de “justificación válida” en otros sentidos. Por ejemplo cuando hablamos de justificar un error y que nos tomen por aceptada nuestra explicación… Pero casos como este ejemplo son otro tema porque podemos aceptar una disculpa incluso sin argumentos.

    • @missnelly @cesarlopez César, tengo una duda: has dicho que ” Los inválidos son los que aunque tengan todas las premisas verdaderas, la conclusión puede fallar?” Pero, si las premisas son verdaderas entonces.. ¿porqué la conclusión puede fallar?”

      • Hola @missnelly , @karlaalday y @cesarlopez. Una discusión muy interesante. Me permito dar mi humilde aportación. Una de las causas por las que puede fallar es debido a que las premisas no tienen la relación de sustento pretendida para la conclusión. Esto está relacionado también con el saber de @melviva. Por ejemplo cuando alguien comenta que una persona es no grata y con base en ello decide que lo que esa persona afirma es falso, es claro que la premisa puede ser verdadera, aunque la conclusión no.

        • Karla (@karlaalday), qué interesante observación. Lo que dice Ceci (@ceciliachavez) es correcto. En estricto sentido no es que falle la conclusión, sino que la naturaleza de la relación entre tu conjunto de premisas y la conclusión no es, no guarda una relación lógica (no se implican). Aquí el punto está sobre la relación. En este caso, nos encontraríamos con un argumento, cuyas premisas NO JUSTIFICAN la conclusión, se trata de un argumento inválido, @missnelly. Saludos, Jesús (@jesusjassomendez)

      • Me parece que la interesante y muy importante pregunta de Karla Alday, no ha sido contestada con suficiencia. La pregunta es, si las premisas son verdaderas, ¿cómo puede fallar la conclusión? Pues, muy sencillo: a veces nuestros razonamientos son deficientes, y nuestras inferencias equívocas. Hay dos casos (uno de los cuales menciona Jesús) en que un argumento es inválido aun cuando las premisas de su conclusión sean verdaderas.
        Primer caso: Si un argumento posee premisas verdaderas y conclusión falsa, se trata, definitivamente de un argumento inválido; por ejemplo: Todos los perros son mamíferos; todos los gatos son mamíferos; por lo tanto, todos los gatos son perros.
        Igualmente, todos los argumentos que muestren esta misma forma argumental, serán siempre inválidos.
        Segundo caso: Las premisas y la conclusión pueden ser verdaderas, pero el argumento inválido, si se da el caso que la conclusión no se sigue de las premisas.
        Por ejemplo: Todos los perros son mamíferos; todos los gatos son mamíferos; por lo tanto, todos los mamíferos amamantan.
        Este último ejemplo muestra premisas y conclusión verdaderas; pero la conclusión no se sigue de las premisas; y los dos ejemplos, muestran argumentos inválidos.