Sentido de la vida humana

¿Qué es lo primero que piensas cuando se menciona la palabra “cambio”?

Este debate contiene 17 respuestas, tiene 13 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de Sandra Reyes Sandra Reyes hace 2 años, 11 meses.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 18)
  • Autor
    Publicaciones
  • #2109
    Imagen de perfil de Osiris Sinuhe
    Osiris Sinuhe
    Participante

    Estimados profesores, en esta sección nos concentraremos en la reflexión sobre la pregunta ¿Qué es lo primero que piensas cuando se menciona la palabra “Cambio”?

    El análisis del concepto de cambio ha sido una tarea filosófica permanente, desde los tiempos de la Grecia antigua, hasta el día de hoy. La idea de cambio se vincula con otras como: transformación, devenir, progreso, evolución

    Debido a lo anterior es importante abordar este asunto con mayor atención. ¿Para ti, en dónde radica la noción de cambio? Antes de responder directamente a esta pregunta te invito a escuchar la siguiente canción. https://www.youtube.com/watch?v=YvRy7rhwpkA ¿Estás de acuerdo con lo que dice, o tienes otro punto de vista?

    #2433
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    Qué tal Osiris. La primera palabra en la que pensé al leer “cambio” fue “incertidumbre”. En este sentido, la palabra cambio tiene un matiz de “angustia”, o “miedo”, ¿no? Es decir, cuando nos encontramos en un contexto de felicidad, y repentinamente ocurre un cambio de esta situación, nos angustia porque no sabemos si nuestra situación empeorará.

    Sin embargo, después de escuchar la canción de Scorpions “Winds of Change” que nos compartes, pensé en otro matiz de la palabra “cambio”, que sería, “mejorar”. Al encontrarnos en un entorno hostil, o de guerra, deseamos un cambio para mejorar esta situación.

    ¿Habría otras cosas en qué pensar cuando se menciona la palabra “cambio”?

    #2464
    Imagen de perfil de Osiris Sinuhe
    Osiris Sinuhe
    Participante

    Hola @jeje. Gracias por tu participación en el foro. Me parece muy importante la distinción que haces en relación con la palabra cambio. Coincido contigo en que la primera idea que viene a la mente, con la palabra cambio, es incertidumbre y efectivamente tiene un matiz de “angustia” o “miedo”. Quizá ese matiz provenga de una incertidumbre a lo desconocido, a la creencia de que las cosas puedan salir mal, o bien a experimentar un retroceso o perdida.

    Por otro lado puede observarse otro matiz, pues la palabra cambio se relaciona con una mejoría y con una transformación.La mejoría radica en superar una situación de conflicto. Efectivamente al estar en un entorno hostil, o de violencia, pues deseamos un cambio para superara esa situación. En ese sentido también se puede decir que el cambio es necesario para lograr la felicidad, la armonía o la justicia.

    Un bello ejemplo del cambio entendido como “transformación” se encuentra en la novela Metamorfosis de Franz Kafka. Sin embargo, todavía existen otros matices sobre los que podríamos continuar reflexionando. Saludos!!

    • Esta respuesta fue modificada hace 3 años, 8 meses por Imagen de perfil de Osiris Sinuhe Osiris Sinuhe.
    #2465
    Imagen de perfil de Carlos Francisco
    Carlos Francisco
    Participante

    Me hace pensar en la “obsolescencia programada”, es decir, en el cambio obligado que uno tiene que hacer de sus aparatos para que la rueda del capital siga girando. Son los cambios que menos satisfecho me dejan.

    #2525
    Imagen de perfil de Cthulhu
    Cthulhu
    Participante

    me viene a la mente esta canción

    #2527
    Imagen de perfil de Paola Rochon
    Paola Rochon
    Participante

    Yo quisiera compartir aquí la primera ley de la dialéctica: “nada permanece donde está, nada sigue siendo lo que es”. Hay un libro escrito por Georges Politzer titulado Principios elementales de filsofía en el que el autor se da a la tarea de explicar en qué consiste esta ley de la dialéctica. Les dejo un fragmento del texto:
    “He aquí una manzana. Tenemos dos medios de estudiar esta manzana: por una parte desde el punto de vista metafísico, por la otra desde el punto de vista dialéctico.
    En el primer caso daremos una descripción de este fruto, su forma, su color. Enumeraremos sus propiedades, hablaremos de su gusto, etc. Después podremos comparar la manzana con una pera, ver sus semejanzas, sus diferencias, y por último sacar la conclusión: una manzana es una manzana y una pera es una pera. Así se estudiaban las cosas antiguamente, como lo atestiguan numerosos libros.
    Si queremos estudiar la manzana situándonos desde el punto de vista dialéctico, nos situaremos desde el punto de vista del movimiento; no del movimiento de la manzana cuando rueda y se desplaza, sino del movimiento de su evolución. Entonces comprobaremos que la manzana madura no siempre ha sido como es. Antes era una manzana verde. Previamente a su condición de flor era un botón; y así nos remontaremos hasta el estado del manzano en la época primaveral. Por lo tanto, la manzana no ha sido
    siempre una manzana, tiene una historia; y del mismo modo, no seguirá siendo lo que es. Si cae se podrirá, se descompondrá, liberará sus semillas que, si todo va bien, darán un retoño y después un árbol. Por consiguiente, la manzana no ha sido siempre lo que es y tampoco seguirá siendo lo que es.
    He aquí lo que se llama estudiar las cosas desde el punto de vista del movimiento. Es el estudio desde el punto de vista del pasado y del porvenir. Estudiando de este modo, sólo se ve la manzana como transición entre lo que era, el pasado, y lo que será, el porvenir.”

    #2529
    Imagen de perfil de Osiris Sinuhe
    Osiris Sinuhe
    Participante

    @cthulu. Muchas gracias por participar en el foro y por compartirnos ésta hermosa canción de Mercedes Sosa. Creo que es un ejemplo muy didáctico para hablar claramente sobre el tema. Las metáforas de la canción ilustran nítidamente la presencia del cambio como un elemento inherente a la existencia. “Lo que cambió ayer, tendrá que cambiar mañana”. En ese contexto también valdría la pena preguntarse por aquello que es susceptible de permanecer frente a la potencia transformadora del cambio.

    @carlosfranciscolopezocampo. Efectivamente, concuerdo contigo en que la noción de cambio, en las sociedades de consumo, también se ha identificado con la avidez de novedades, la cual efectivamente hace que la rueda del capital siga girando y cumple con la máxima de que “algo tiene que cambiar para que todo siga igual.

    Saludos

    • Esta respuesta fue modificada hace 3 años, 8 meses por Imagen de perfil de Osiris Sinuhe Osiris Sinuhe.
    #2620
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    Qué tal. El texto que comparte Paola sobre la dialéctica me hace reflexionar sobre el carácter inevitable del cambio, y de la necesidad de contar con un método para su estudio.
    También la oposición entre dialéctica y metafísica de Politzer nos recuerda que para orientarnos en el mundo, necesitamos tanto las descripciones conceptuales abstractas, como aquellas que consideran el cambio. En conclusión, son dos estilos de teorizar indispensables para el ser humano.

    Saludos.

    #8611
    Imagen de perfil de Mercedes
    Mercedes
    Participante

    Hola buena tarde, miembros del grupo.

    De manera personal considero que la palabra “cambio” articula las siguientes fases: Problema, solución, cambio (progreso, atraso), Problema.  Resultando un ciclo constante.

    #8629
    Imagen de perfil de Sandra Reyes
    Sandra Reyes
    Participante

    Retomando la discusión en este foro y leyendo los comentarios y aportaciones de @osirisgonzalez @jeje @carlosfranciscolopezocampo @paola @cthulu y @254mercedes creo que la pregunta es bastante amplia y sin duda una de las primeras inquietudes que los primeros filósofos se hicieron.

    Podemos pensar el cambio como concepto, como problema, como experiencia, como causa o como efecto, quizá de otras muchas maneras.

    Sin embargo, desde la filosofía el cambio me remite a Parménides y Heráclito, el primero al tratar de pensar el cambio genera 3 principios lógicos: de identidad, de no contradicción y de tercero excluido. El segundo, habla del fuego, del devenir  y de que no poder bañarnos en el mismo río.

    Creo que el tema sigue siendo muy amplio más porque ahora con la intervención de la tecnología digital el cambio nos puede parecer más constante o quizá imperceptible dada la velocidad de nuestra vida, sobre todo en las ciudades.

    Pero tratando de responder la pregunta creo que opto más por Heráclito, el cambio es eso que siempre está, aunque quizá no siempre de la misma forma ni en las mismas condiciones, a veces puede implicar un sufrimiento o un goce, otras algo positivo o negativo, pero el hecho es que parece que siempre está, próximo a nuestra relación con el mundo, otros seres vivos y nosotros mismos.

     

    Excelente semana, saludos a todos.

    #8634
    Imagen de perfil de María del Carmen
    María del Carmen
    Participante

    Gracias por sus acertadas colaboraciones @254mercedes y @sandroide. Respecto a este concepto, podemos también considerar que Aristóteles diferencia los tipos de cambio dependiendo de si afectan sustancial o accidentalmente a quienes lo experimenten. En ese sentido, los cambios para Aristóteles pueden ser resultado de procesos espontáneos (naturales como el envejecimiento) o de procesos y eventos artificiales (un accidente)  Considerando lo anterior, el llamado cambio sustancial sería aquél que modifica profundamente a quien está sometido al cambio: cuando se deja de ser lo que se era antes de dicho cambio y se transforma al sujeto del cambio de forma estructural; mientras que el cambio accidental implica  modificaciones más superficiales que pueden causar adquisición o la pérdidas de características (cuantitativas, cualitativas o locales) del sujeto que atraviesa el cambio, por ejemplo, una mudanza, un compromiso, la paternidad, etc.

    Lo anterior sin olvidar que, para éste filósofo el cambio es inherente a la naturaleza física del mundo:

    No hay cambio fuera de las cosas. Aristóteles.

    #8639
    Imagen de perfil de Morgana Ximena
    Morgana Ximena
    Participante

    Buenos días a todos! creo que lo primero que @sandroide plantea es importante, es decir, desde dónde podemos pensar “cambio”. Por mi parte, creo que a partir de la cita de @maria, podría hacer referencia a uno de los principales problemas que guió la discusión filosófica durante muchos siglos. Para Platón aquello que cambia no puede ser “real”, precisamente porque cambia (recordemos que para Platón lo que realmente existe son las Ideas). Aristóteles se distancia de su maestro y al decir que no hay cambio fuera de las cosas,   precisamente le da un giro a la manera de concebir la existencia. No es que al cambiar se pase del no-ser al ser, más bien lo que cambia es la manera de ser, y a esto se refiere los distintos tipos de cambio que puede sufrir un ser.

    Además de lo anterior, un cambio consiste en la actualización de una potencia, es decir, en el movimiento, en la transformación (otro de los temas claves que se discutirán en la historia de la filosofía).

    🙂

    #8646
    Imagen de perfil de Circe
    Circe
    Participante

    Hola
    Coincido con mis compañeras, para la filosofía pensar el cambio, o el no cambio, ha sido central.
    El cambio se ha pensado, como señaló Paola, en relación con la permanencia. Permanencia y cambio ocupan nuestras reflexiones en parte porque, como lo señalaron los compañeros con antelación, no confrontan. El cambio alude al dejar de ser o dejar de existir, lo que cambia anuncia también la incompletud, en este sentido, la proposición filosófica de un ser inmutable, como el platónico que señalaba Ximena, se desdibuja junto con las certezas que la estabilidad puede proporcionarnos.
    Un filósofo que como Sandra optó por Heráclito fue Nietzsche, en su libro Crepúsculo de los ídolos dijo

    «Pero Heráclito tendrá eternamente razón al decir que el ser es una ficción vacía. El mundo “aparente” es el único: el “mundo verdadero” no es más que un añadido mentiroso…»

    El único mundo que existe es el del cambio, no hay, refiriéndose a Platón un mundo en el cual las cosas permanezcan idénticas a sí mismas. Y frente a un mundo en el que todo cambia, para bien o para mal, como sostienen Emiliano surge la angustia no sólo por saber si la situación empeorará, también porque el cambio no nos deja incólumes.
    ¿Será que a los seres humanos cambiar nos cuesta tanto?
    Saludos

    • Esta respuesta fue modificada hace 2 años, 11 meses por Imagen de perfil de Circe Circe.
    • Esta respuesta fue modificada hace 2 años, 11 meses por Imagen de perfil de Circe Circe.
    #8669
    Imagen de perfil de Sandra Reyes
    Sandra Reyes
    Participante

    Quisiera rescatar lo que tanto Maria como @morganaximena y @circe comentan. Sobre Aristóteles y la actualización de una potencia y sobre la pregunta que Circe hace al final sobre si nos cuesta más a los humanos el cambio.

    Quizá, al pensar en actulización de una potencia y la aceptación o el tránsito que un cambipo implica puede ser mucho más complejo para los hombres si consideramos un estado de equilibrio o la identidad. Pienso en la muerte, sabemos que en el Tarot la carta de la muerte no significa propiamente esto sino un cambio, pero la relación es interesante porque para que algo nuevo venga parece necesario y casi inevitable dejar algo anterior. En ese sentido, perdemos cierta estabilidad, nuestra identidad sufre modificaciones y se tambalea ante una situación de cambio, pero quizá el punto sería que si lo pensamos como una actulización de potencia entonces no debería costar tanto aceptar dicho cambio.

    En ese sentido la pregunta podría ser ¿Por qué resistirnos al cambio? ¿Qué implica un cambio en el sentido de la vida y los actos humanos?

    Saludos a todos

    #8672
    Imagen de perfil de Karla Alday
    Karla Alday
    Participante

    Sobre esta última pregunta, la de @sandroide ¿Por qué resistirnos al cambio? Quisiera ensayar una respuesta: nos resistimos al cambio por varios factores, uno de ellos: el temor. Temor al futuro, a las consecuencias del cambio, a no tener la capacidad de adaptarnos a él. También podríamos hablar de nostalgia, de tendencia a quedarnos en una zona de comodidad o de ganas de quedarse en lo que ya es seguro por aquello de que “Más vale malo por conocido que bueno por conocer”. Pero quisiera insistir en el asunto del temor (o quizá más allá de temor: angustia) porque, justo ahora en la plataforma de Ética estamos  leyendo “El Mito de Sísifo” de Albert Camus. (http://humanidades.cosdac.sems.gob.mx/etica/grupos/espacio-de-formadores/forum/topic/lectura-comentada-de-el-mito-de-sisifo-albert-camus/) En ese texto, Camus alude continuamente al sinsentido de la vida. Toda vida humana se dirige irremediablemente a la muerte. En ese sentido algunos cambios podrían hacernos sentir lo que el filósofo argelino llama: “el absurdo”. Así, frente a la muerte de un ser querido, frente al fin de un proyecto, frente a la pérdida de un estado de comodidad, puede verse uno a sí mismo como un ser finito, efímero, temporal.  La temporalidad de otros seres, nos confronta con nuestra propia temporalidad, a propósito, recordé estos versos del poeta puertorriqueño Juan Antonio Corretjer:

    Miro esa palma que airosa
    su corona al sol ostenta
    y miro lo que aparenta
    la esplendidez de la rosa.
    Contemplo la niña hermosa
    riendo a lo que le place,
    y lo que el viento le hace
    a la hoja seca del jobo:
    es la vida como un robo
    a lo que el tiempo deshace

    No hay más. Un solo camino
    que se quisiera tomar,
    mas la suerte del andar
    maltrata y confunde el tino.
    Nadie niegue su destino.
    Es que ser hombre es seguir
    –y un ideal perseguir–
    por la vida hacia delante,
    sabiendo lo que fue enante
    y no dónde va a morir.

    Y aquí la versión musical del poema, interpretada por Joan Manuel Serrat:

    • Esta respuesta fue modificada hace 2 años, 11 meses por Imagen de perfil de Karla Alday Karla Alday.
Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 18)

Debes estar registrado para responder a este debate.