Sentido de la vida humana

¿Vida, felicidad, inmortalidad? Actividad Modelo

Este debate contiene 6 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó Imagen de perfil de Emiliano López @jeje Emiliano López @jeje hace 1 año, 6 meses.

Viendo 7 publicaciones - del 1 al 7 (de un total de 7)
  • Autor
    Publicaciones
  • #10708
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    En el Área de Interés 2, “vida humana y sentido de los actos humanos”, para abordar los conceptos de “vida humana”, “felicidad” y “realización”, los invito a trabajar con base en una lectura que se llama “Condenada a vivir”, del libro El cerdo que quería ser jamón de Julian Baggini (en este enlace pueden descargar el libro)

    https://mega.nz/#!R2JRBZ6Q!po9QZ_CMhl1lANXTLFbzBjH6wfBRQ9ojnP2bOZ9SgvM

    #10709
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    Apertura: podríamos trabajar con alguna dinámica del libro de impro que les compartí previamente, o alguna lluvia de ideas con alguna pregunta clave. Para lluvia de ideas, les sugiero preguntar:
    ¿Cuál es el significado de la vida?
    ¿Qué significa ser feliz?
    ¿Qué necesitas para ser feliz?
    Recuerden aclarar la pregunta con el grupo, para ver que todos estén entendiendo lo mismo. Pueden anotar las ideas de los alumnos en el pizarrón. Se comentan las respuestas de la lluvia de ideas con los alumnos y se problematizan. Por ejemplo, si se respondió que se necesitan cosas materiales para ser feliz (coche, dinero, alberca, etc.), preguntar, ¿por qué necesitas esas cosas para ser feliz?, o bien, preguntar, ¿qué significa la felicidad?

    #10710
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    Desarrollo: A continuación, se presenta esta lectura con el grupo (es la número 29 del libro “El cerdo que quería ser jamón de Julian Baggini” (les comparto el enlace de descarga al final del post):

    20. Condenada a vivir
    Vitalia había descubierto el secreto de la vida eterna. Ahora se comprometía a destruirlo.
    Hacía doscientos años que un tal doctor Makropulos le había dado la fórmula del elixir de la Inmortalidad. Joven e Insensata, lo había preparado y se lo había bebido. Ahora maldecía su ansia de vivir. Sus amigos, amantes y parientes habían envejecido y muerto, dejándola sola. Sin muerte que la acosase, carecía de toda iniciativa y ambición, y todos los proyectos que comenzaba parecían vanos. Presa del hastío y el cansancio, ya sólo anhelaba la tumba.
    De hecho, la búsqueda de la extinción había sido la meta que había dado sentido a su vida el último medio siglo. Ahora disponía por fin del antídoto contra el elixir. Lo había tomado hacía unos días y podía sentir cómo se debilitaba por momentos. Lo único que le faltaba era asegurarse de que nadie estaría condenado a vivir como ella lo había estado. El elixir lo había destruido hacía mucho tiempo. Ahora cogió el trozo de papel que especificaba la fórmula y lo arrojó a! fuego. Mientras lo veía arder, sonrió por vez primera en varias décadas.
    Fuente: «El caso Makropulos», en Problems of the Self, de Bernard Williams (Cambridge University Press, 1973) (trad. cast.: Problemas del yo, México, UNAM, 1988).

    (El texto tiene una segunda parte, pero la dejaremos para después, por ahora basta con leer esto).

    #10743
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    Desarrollo (continuación): A continuación, se les piden las preguntas para Comunidad de Indagación. Dependiendo del tamaño del grupo, se pueden solicitar preguntas individuales o por equipo.
    Se anotan las preguntas y se discuten en plenaria.
    Recuerden dirigir la discusión hacia los conceptos del área de interés. A ver qué preguntas aparecen. Si prefieren partir de un plan de discusión, pueden preguntar:

    ¿Por qué la mujer quería dejar de ser inmortal?
    Si fuéramos inmortales, ¿seríamos felices? ¿Por qué?
    ¿Podrías realizar todos tus propósitos si fueras inmortal? ¿Por qué?

    #10744
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    Desarrollo. Elaboración de producto evaluable: a continuación, se le entrega al grupo la segunda parte de la lectura. El profesor puede explicarla, o bien leerse en plenaria para resolver dudas.

    La tragedia de la vida humana, se piensa con frecuencia, radica en que nuestra mortalidad implica que la muerte es lo único que sabemos con certeza que nos aguarda. La historia de Vitalia invierte esta sabiduría convencional y sugiere que la inmortalidad sería una maldición. Necesitamos la muerte para dar forma y sentido a la vida. Sin ella, la vida se nos antojaría inútil. Desde esta perspectiva, si el infierno es la condenación eterna, la eternidad de la vida en el Hades bastaría para convertirlo en un lugar de castigo.
    Resulta sorprendente qué pocos de los que creen que sería deseable la vida eterna piensan seriamente en lo que conllevaría. Es comprensible. Lo que ante todo deseamos es vivir más. La duración exacta de la prórroga no es lo que más nos preocupa. Lo que nos parece es que setenta años, si tenemos suerte, no son suficientes. ¡Hay tanto que ver, hacer y experimentar! ¡Si dispusiéramos de más tiempo para hacerlo!
    Pero quizá recortamos nuestros planes vitales para que encajen en la duración prevista, así que, por muchos años que tuviéramos, seguiríamos pensando que no bastaban. Consideremos, por ejemplo, el fenómeno de la «mediana juventud». Hace algunas generaciones, la inmensa mayoría solía casarse y tener hijos a los veintitantos años o antes. Ahora, con más dinero y contando con que viviremos más y podemos tener hijos más tarde, cada vez más gente disfruta de una adolescencia prolongada, hasta bien entrada la treintena. En comparación con las generaciones anteriores, los jóvenes relativamente acomodados viajan y experimentan mucho más. Pero ¿están satisfechos? Si acaso, esta generación se ocupa más que ninguna otra de lo que no tiene.
    Por mucha vida que tengamos, nunca nos parece suficiente. No obstante, no estamos tan ansiosos como para aprovechar al máximo el tiempo del que disponemos. Y si nuestro tiempo fuese ilimitado, el concepto de «aprovechamiento máximo» carecería de sentido. No existiría el desperdicio de tiempo, porque el suministro de tiempo sería infinito. Y, sin razón alguna para aprovechar al máximo la vida que tenemos, ¿no se convertiría la existencia en una carga tediosa y vana?
    Tal vez nos engañamos cuando decimos que el problema reside en la brevedad de la vida. Como no podemos alterar la duración de nuestra vida, ninguna tragedia resultante de su brevedad será culpa nuestra. Cuesta más admitir que somos responsables de cómo empleamos el tiempo que tenemos asignado. Quizá deberíamos dejar de pensar «si tuviera más tiempo» para pensar en cambio «si empleara mejor el tiempo del que dispongo».

    #10746
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    Desarrollo: Una vez que se comprendió la lectura, se elabora un esquema conceptual. Para hacerlo, se les pide a los alumnos:
    a) 10 conceptos importantes sobre el tema y la lectura. Por ejemplo: inmortalidad, felicidad, vida.
    b) 10 ideas importantes de lo visto. Por ejemplo: lo material no es todo para ser feliz. La felicidad tiene muchos significados.
    Una vez que se cuenta con esto, los alumnos asignan números a los conceptos, de acuerdo con su importancia. 1 para el concepto más importante, 2 para el segundo menos importante, y así sucesivamente. Si se considera que dos conceptos tienen el mismo nivel de importancia, se numeran como 2a, 2b, etc.
    Ya que se cuenta con la numeración, se pueden ordenar los conceptos en cascada, el 1 hasta arriba, y descendiendo la numeración hacia abajo.
    Solo faltaría relacionar los conceptos con ayuda de conectores.

    #10747
    Imagen de perfil de Emiliano López @jeje
    Emiliano López @jeje
    Participante

    Cierre: algunos alumnos pueden presentar su esquema conceptual ante el grupo, y en plenaria se pueden comentar los productos, y hacer una reflexión final sobre el tema. Para evaluar el producto, se puede utilizar la siguiente lista de cotejo:
    1. Presentación limpia
    2. Ortografía (máximo 5 faltas)
    3. Jerarquización de conceptos correcta
    4. Conexión de conceptos correcta
    5. Refleja comprensión del texto
    6. Presenta al menos 10 conceptos
    7. Datos de identificación (datos del alumno, grupo, asignatura, y nombre de la actividad)
    8. Entrega puntual
    9. Cumplimiento de especificaciones (es a color, en tinta, lápiz, cartulina, etc.)
    10. Entregó su lista de conceptos e ideas para revisión.

Viendo 7 publicaciones - del 1 al 7 (de un total de 7)

Debes estar registrado para responder a este debate.