Concepto AI. 11

Se refiere a un pensamiento, a una idea, a un objeto que es expresado mediante palabras. Un concepto es una unidad cognitiva de significado. De acuerdo con el Diccionario de Filosofía de Abbagnano, el concepto es todo procedimiento que posibilite la descripción, clasificación y la previsión de los objetos (concretos o abstractos) que podemos conocer. Es importante señalar que el concepto no es el nombre, ya que varios nombres pueden significar un mismo concepto como ocurre en el caso de los sinónimos. La función primordial del concepto, así como la del lenguaje, es la comunicación. Uno de los problemas que implica dicha noción se refiere a la naturaleza misma del concepto, a la esencia del concepto, aceptada durante el periodo clásico de la filosofía griega, en especial a Platón, en diálogos como el Menón y el Protágoras hace referencia a la generalidad de un concepto (en estos diálogos en relación a la virtud). Es en específico en el Cratilo donde Platón va a plantear la cuestión que después será abordada por muchos filósofos, sobre todo en el Medioevo: ¿Cuál es la relación existente entre los nombres que damos (los conceptos) y los seres a los cuales se refieren mediante estos?

En este sentido, concepto se refiere a aquellos rasgos que, por ser constitutivos del objeto mismo, no pueden ser alterados por las diferentes opiniones o puntos de vista de las personas. Es decir, el concepto de alguna forma abstrae la “esencia” del objeto y por lo mismo, no estaría sujeto al devenir, a la mutabilidad de la realidad, y se dirige directamente a lo que dicho objeto realmente es. Dentro de esta problemática encontramos la polémica de los univerales en la Edad Media, en relación con los conceptos de género y especie (universal y particular, se refiere a la manera en que pensamos y percibimos la realidad. Podemos ejemplificar la polémica con la siguiente pregunta: ¿es la idea de un río (un universal) más real que las furiosas aguas del Río Usumacinta (un particular)? ¿Es menos real? ¿En qué radica su realidad?

Por un lado estaban los realistas, quienes afirmaban la realidad del concepto como elemento constitutivo o esencial de la realidad misma, es decir, los realistas a grandes rasgos identificaban al concepto con la realidad misma. El realismo se inspira en Aristóteles y en Avicena, y sus representantes más notables durante la Edad Media son Anselmo de Canterbury y Tomás de Aquino.

Por otro lado tenemos a los nominalistas, consideraban que las palabras era como “flatu vocis” es decir sólo una emisión de sonido, el aire con sonido que surge al nombrar, al decir un concepto con la voz, por lo anterior, no tenían ningún tipo de realidad. esto significa que para ellos los conceptos eran sólo palabras, letras unidas que representaban un objeto y no tenían realidad en sí misma. Dentro de los filósofos que defendieron el nominalismo tenemos a Roscelino de Compiègne, Pedro Abelardo y Guillermo de Ockham.

 

Ximena Juárez Monzón