Cualidades

El concepto de cualidad hace referencia a la necesidad del pensamiento filosófico por establecer las características inherentes o accidentales de los seres, su modo de ser. Las cualidades se han tenido diferentes clasificaciones. Se refieren a ellas como:

  • Cualidades objetivas y subjetivas
  • Cualidades primarias y secundarias

Las cualidades objetivas o primarias son aspectos inherentes de los cuerpos, por ejemplo la forma, la extensión y el movimiento. Para Descartes son aquellas cualidades que aseguran un conocimiento claro y distinto.

Las cualidades subjetivas o secundarias, no son cualidades esenciales por lo cual pueden variar, por ejemplo el color, la luminosidad, el sabor. Las cualidades subjetivas, como su nombre lo indica dependen del sujeto, por lo cual no se pueden considerar propias del objeto, pero a pesar de ello lo implican en tanto son el resultado de las sensaciones que el objeto produce en los sentidos.

Por ejemplo un triángulo rectángulo no puede dejar de tener tres lados iguales, pero si puede ser de color amarillo o rojo o negro.

La relación entre lo subjetivo y lo objetivo establece diferentes grados la forma, el tamaño y el movimiento son más objetivos, mientras que el color, el sonido y el olor son más subjetivos.

Aristóteles divide a las cualidades en cinco tipos diferentes

  1. Los hábitos (virtudes como la templanza) y las disposiciones (el calor, el frío, la enfermedad, la salud).
  2. La capacidad o una falta de capacidad natural.
  3. Las cualidades sensibles propias de un cuerpo como el color, los sabores, los sonidos.

Las cualidades formales y geométricas, dadas por la forma de un objeto ya sean libres o geométricas.