Desarrollo de la ciencia AI.8

La palabra desarrollo tiene diferentes acepciones. Puede entenderse como un proceso de evolución, cambio o crecimiento relacionado con una persona, objeto, conocimiento o situación determinados. También puede referirse a situaciones que afectan un conjunto de aspectos.

Como evolución, la noción de desarrollo supone que todo está sujeto a cambio y transformación.

La ciencia puede entenderse como un conjunto de disciplinas teóricas y experimentales, que se dividen en dos grandes grupos: ciencias formales (como la matemática o la lógica) y ciencias empíricas o factuales. Estas últimas estudian fenómenos que se pueden conocer directa o indirectamente mediante los sentidos y los experimentos repetibles. Abarcan a las ciencias sociales y a las ciencias naturales. Otra distinción que es importante hacer es entre las ciencias básicas y las ciencias aplicadas, que da lugar a la tecnología  (Moulines; 1994).

Por otra parte también puede considerarse el desarrollo de la ciencia como una acumulación de descubrimientos, parámetros e información que, ya establecidos, nunca se analizan críticamente ni se cuestionan; pero esto sería como afirmar que en realidad no hay progreso en ciencia ni en la filosofía ni en ningún otro campo de conocimientos.

En contraparte, el desarrollo de la ciencia puede explicarse como un proceso en el cual se alcanzan enfoques o paradigmas cada vez más complejos y especializados, lo que posibilita y demanda su constante revisión crítica y los consensos sobre los resultados más valiosos para cada época. En ese sentido, el desarrollo de la ciencia se comprenderá como sujeto a variables tan amplias como las posibilidades de avance que cada día se revelen.

 

María del Carmen Rodríguez (@maria)

  1. césar ayala dice:

    muy buena reseña, me ayudo con mi tarea de historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *