Descubrimiento/invención AI.10

El planeta Neptuno ¿fue descubierto o inventado por los astrónomos? Los números irracionales ¿fueron inventados o descubiertos por los matemáticos? Las clases sociales, ¿fueron descubiertas o inventadas por la humanidad? Preguntas como éstas indican que, comúnmente, usamos como opuestos los términos ‘descubrir’ e ‘inventar’. Si descubres algo, significa que esa cosa ya existía, independientemente de tu acción o pensamiento, y que en algún momento te percataste de su existencia. Es decir, si descubriste una cosa, entonces no la creaste –o en todo caso, no la creaste conscientemente o a propósito. Por el contrario, si creaste o inventaste algo, significa que esa cosa no existía antes de tu acción creadora o pensamiento, razón por la cual no pudiste haberla descubierto. Suele asociarse el descubrimiento con la observación, con un sujeto que percibe lo dado en la experiencia. Esto supone que el objeto de conocimiento no depende de la actividad del sujeto. Para el realismo filosófico, el mundo es independiente de la conciencia que lo conoce. La conciencia descubre, pero no construye, las entidades, estructura, propiedades y/o leyes que rigen lo real. La realidad impone límites a la conciencia, ésta no puede modificar ni crear los objetos, las regularidades y constantes de la naturaleza. En cambio, la invención se asocia con la creatividad, con un sujeto que pone algo para constituir al objeto de conocimiento o construirlo. Para el idealismo filosófico o anti-realismo, las entidades, estructura, propiedades y/o leyes del mundo dependen de la conciencia o sujeto que conoce. En la Crítica de la Razón Pura, Immanuel Kant sostiene que el sujeto pone orden en el caos que nos ofrecen las sensaciones, dándoles unidad para conformar objetos. Según esto, ni siquiera la percepción consiste en reflejar pasivamente algo externo. Actualmente se sabe que la visión no es mera recepción de datos, sino que el cerebro tiene que organizar la información que los ojos captan para conformar objetos. La oposición entre posiciones realistas y anti-realistas es una de las más antiguas en la historia de la filosofía y continúa manifestándose en distintas áreas de la filosofía contemporánea. Por ejemplo, Mario Bunge en A la caza de la realidad. La controversia sobre el realismo, presenta su versión de realismo científico.

¿El descubrimiento es siempre un concepto opuesto o incompatible con el de invención? Una manera diferente de relacionar esos conceptos es la siguiente: Necesitamos inventos para descubrir, así que invención y descubrimiento remiten a facetas complementarias en los procesos de conocimiento. Por ejemplo, fue necesario inventar instrumentos cada vez más potentes para medir con mayor precisión o para observar mejor y descubrir más aspectos de la realidad. Esto ha sucedido con invenciones como el telescopio o el microscopio. También las teorías científicas pueden verse como invenciones que nos ayudan a hacer descubrimientos, como es el caso de teorías que predicen o postulan, para explicar determinado fenómeno, la existencia de ciertas entidades que, posteriormente, son detectadas. ¿Puedes dar otros ejemplos de cosas descubiertas pero no inventadas y viceversa? ¿Qué ofrece mayores garantías de conocimiento: lo inventado o lo descubierto? Se dice que las enfermedades se descubren, mientras que las medicinas son una invención. Sin embargo, ¿puede haber medicinas que se hayan descubierto y enfermedades que se hayan inventado? ¿Qué posición ofrece mejores argumentos: el realismo o el idealismo? ¿Podríamos ir más allá de esta oposición?

Autora: Patricia Díaz Herrera