Duda. Al. 10

El Diccionario de la Lengua Española nos dice: 1. f. Suspensión o indeterminación del ánimo entre dos juicios o dos decisiones, o bien acerca de un hecho o una noticia. Por tal razón en la teoría del conocimiento la duda es pieza fundamental para validar el conocimiento. Encontramos el concepto duda desde los inicios de la filosofía, por ejemplo, la mayéutica de , uno de los pasos para ayudar al alumno a “parir” ideas consistía en poner en duda una aseveración, con ello iniciaba el proceso de discusión para ayudar al alumno a investigar y llegar a ideas fundamentales. Platón en su alegoría de la caverna  describe prisioneros condenados a ver imágenes y creer que son reales, esto se mantiene hasta que se libera  a uno de los prisioneros, descubrir que sus visiones eran , la duda acerca de qué produce esas sombras es el motor que lo moviliza a salir de la caverna e investigar. La escuela escéptica (pirrónica) que hacía de la duda su proceder, y en lograr la tranquilidad del alma mediante la suspensión del juicio, no posicionarse respecto al saber, lo cual lograban mediante el uso de , técnicas que implementaban la duda para poner en cuestión distintas afirmaciones.

En la época moderna racionalistas y empiristas se valieron de la duda para construir sus teorías. Los racionalistas (Descartes) se valieron de la duda metódica, dudar sistemáticamente de lo que no sea claro y distinto, un ejemplo seria diferenciar entre el sueño y la vigilia. Los empiristas (Hume) dudaron de la relación entre fenómenos e ideas, un ejemplo es la llamada necesaria, observar que el fuego produce humo es una suposición, la reiteración de suceso obliga a tomar por cierta la relación entre humo y fuego, pero al no contar con el total de experiencias se pude poner en duda tal necesidad.

En una época cercana Husserl repite el gesto de Descartes en sus meditaciones cartesianas, propone como posibilidad de crear una ciencia verdadera eliminar la subjetividad, yo trascendental, ir de la duda al .

Francisco Giovanni Salinas Romero