Enajenación (AI. 5)

Enajenación significa “perderse a sí mismo”. Viene del latín alienus: ajeno; igual que su sinónimo, el concepto alienación. Alienación o enajenación es la acción y efecto de enajenarse o alienarse, respectivamente. Enajenarse significa “transformar la conciencia de un individuo o colectividad de modo que pierda su propia identidad” (Moliner, 2008). Usualmente, se le dice a alguien que está enajenado, cuando está tan absorto en una actividad, que no hace caso de lo que ocurre alrededor de él. Por ejemplo, Juan está jugando un videojuego, cuando su familia lo llama para comer; pero Juan no hace caso hasta que su hija lo sacude y le dice: “¡papá!, ya está la comida desde hace rato, pero tú no haces caso, estás enajenado con ese juego”. El videojuego transforma la conciencia de Juan a tal grado que pierde su conexión con el mundo real, con su familia, que es parte de su identidad.

Una manera de abordar este concepto en el AI. 5. Relación del hombre con la sociedad, es a través del planteamiento del filósofo alemán Karl Marx sobre la enajenación. En el material de la plataforma para esta AI, Rafael y el queso gouda, donde se proponen algunos fragmentos de los Manuscritos económico filosóficos de Karl Marx. Véase el texto completo de los Manuscritos económico filosóficos de Karl Marx se puede consultar aquí, de acuerdo con estos, se establecen tres tipos de enajenación:en relación con el trabajador (véase el concepto “trabajo”):

1) La enajenación del trabajador respecto al producto. Si un trabajador fabrica un producto, en ocasiones hay una relación entre el fabricante y el producto que hizo: el trabajador se identifica con el resultado de su trabajo. Por ejemplo, Dominga, quien hace gelatinas, dice: “siempre que cocino me siento contenta con lo que me queda bueno” (Alday, 2016, p. 4). La enajenación del trabajador respecto al producto se presenta cuando se pierde esta identificación del trabajador con el resultado de su esfuerzo. Es el caso de Rafael, porque, aunque el resultado de su esfuerzo son los quesos, él no se siente identificado con ellos, está enajenado del producto de su trabajo.

2) La enajenación del trabajador respecto al trabajo A veces, un empleado se identifica con su trabajo. Por ejemplo, en la caricatura Bob Esponja, el protagonista homónimo trabaja en una tienda de comida rápida cocinando hamburguesas y ama su trabajo. Bob Esponja puede trabajar en cualquier horario y sin paga. Cuando se pierde esta identificación entre el trabajador y su trabajo, se habla de enajenación del trabajador respecto del trabajo. Es el caso de Calamardo, vecino y colega de Bob Esponja. Calamardo es una persona amargada, que ama las bellas artes, pero para vivir debe dedicarse a un trabajo monótono que, en palabras de Marx, “no desarrolla una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo y arruina su espíritu”(Alday, 2016, p. 15).

3) La enajenación del trabajador respecto a la humanidad. “Humanidad” se puede referir tanto a las características propias del ser humano, como a la relación del individuo con otros seres humanos. La enajenación del trabajador respecto a la humanidad ocurre en dos casos: a) cuando él “sólo se siente libre en sus funciones animales, […], y en cambio en sus funciones humanas se siente como animal. Lo animal se convierte en lo humano y lo humano en lo animal”, es decir, cuando el ser humano pierde su propia identidad como ser humano que se distingue de los demás animales,y se transforma en un animal más. Y 2) cuando el ser humano concibe a sus semejantes como “objetos”, “máquinas”o “recursos humanos” , despojándolos de su identidad total como seres humanos (véase Alday, 2016, p. 15).

Ante esta situación se podrían plantear las siguientes preguntas, ¿Por qué ocurre la enajenación? ¿Cómo evitar la enajenación? ¿Por qué evitar la enajenación?

Emiliano López (@jeje)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *