Errores propios AI. 14

Partamos de un ejemplo: Si yo creyera que no puedo bailar danza árabe porque soy hombre y nunca he visto hombres practicar danza árabe, pero luego descubriera que no existe una regla que de hecho les prohíba a los hombres practicarla, ¿me estaría liberando de una prohibición si comenzara a bailar danza árabe? En este caso mi creencia hubiera sido errónea: no existía una prohibición explícita para bailar danza árabe. Un error propio en el contexto de la libertad podría significar esto anterior o lo contrario: Podría suceder que yo quisiera alcanzar una meta y que no pudiera porque mis capacidades o mis circunstancias no me lo permiten, podría pasar que yo quisiera convertirme en astronauta, pero que yo no tuviera acceso a esa carrera en México.

Un ejemplo de esto último sería esperar tener un buen empleo, prestigioso y bien remunerado al terminar de estudiar ingeniería; podría suceder que ya titulado y con buenas calificaciones no hallara un buen empleo tal y como lo imaginaba a causa de la escasa oferta laboral, de no haber estudiado en una escuela más prestigiosa o de la gran competencia; también podría suceder que no encontrara trabajo por no saber hacer exactamente lo exigen que en los empleos ofertados. En un caso podría cometer un error porque no puedo alcanzar mis metas porque mi contexto me lo impide o porque no puedo o no sé hacer lo necesario para llegar a mis objetivos. En Enquiridión de Epicteto podemos encontrar consejos sobre cómo distinguir lo que depende de nosotros, de lo que no, es decir, qué cosas dependen de nuestras capacidades y cuáles dependen de otros factores.

En este contexto el error sería distinto del error lógico, en donde el equívoco se da al creer verdadero algo que es falso, en los ejemplos de arriba no se trata de la verdad de la proposición, sino de la posibilidad, o la falta de esta, para alcanzar mis metas. Pero en el ámbito de las acciones humanas, por ejemplo, podemos tener la certeza de que algo es justo, pero darnos cuenta más tarde de que las injusticias también pueden afectarnos. Como en el caso de tener capacidades y conocimientos suficientes pero no ser contratado por haber estudiado en una escuela con menos renombre aún con capacidades iguales o superiores a la de quien haya estudiado en otra, con más renombre.

Otra posible fuente de errores en las acciones es el de las motivaciones. Podemos a veces creer que deseamos hacer algo porque es lo correcto y luego darnos cuenta que lo hacemos porque nos hace sentir mejor o más cómodos y no propiamente porque estemos convencidos de que es lo correcto. ¿Cómo podríamos distinguir los tres tipos de errores aquí señalados: 1) por de prejuicios, 2) por creencias sobre nuestras expectativas y 3) por los motivos que nos hacen actuar?. Más aún, ¿cómo podemos distinguir las fuentes de nuestros errores: 1) por ignorancia, 2) por las situaciones, emociones o en general lo que no depende de nosotros y 3) nuestras capacidades o lo que sí depende de nosotros? La fundamentación metafísica de las costumbres de Kant (http://humanidades.cosdac.sems.gob.mx/temas/grupos/14-libertad/forum/topic/materiales-de-apoyo-textos/page/2/#post-4350). puede servirnos para distinguir qué cosas nos motivan a actuar y Más allá del bien y del mal de Nietzsche para distinguir cuáles de nuErrores propios AI. 14estras motivaciones pueden provenir de nuestros prejuicios.

Uriel Hernández (@urielhernandez)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *