Estado

Organización de la sociedad que articula a los individuos para llevar a cabo, en la medida de lo posible, la idea de justicia que se tenga.

Usos del concepto:

En la Antigüedad, el estado se vio como un caso particular dentro del problema más general de justicia. A partir de Platón, la preocupación fue la de relacionar los tipos de estado con el grupo que ejerciera el poder (la cuestión de la constitución política). Para Platón y Aristóteles, el poder del gobierno no debe atender a los intereses particulares de quienes detentan dicho poder, sino al interés del Estado “en tanto es un compuesto de distintos grupos cuyas relaciones entre sí están determinadas por la justicia”(Ferrater Mora, 2001, p. 1110.). En la Edad Media, el problema se enfocó en la supremacía del estado sobre la Iglesia. San Agustín y Santo Tomás concluirán en que el estado es inferior respecto a la iglesia. En el Renacimiento se reacciona contra la pretensión de dominio de la iglesia como consecuencia de la creación de los Estados nacionales. En los siglos XVII y XVIII predominará la teoría del estado como pacto (Contrato Social), el cual evitará el aniquilamiento de la guerra de todos contra todos (Hobbes), aunque también significará la renuncia al egoísmo que proviene del estado innatural de civilización (Rousseau y el mito del Buen salvaje). Para Kant, el estado tiene como fin el respeto de la libertad moral de cada uno a la libertad moral del conjunto, lo cual solo es posible por la ley. Por su parte, el estado es para Hegel el lugar en donde el espíritu objetivo llega a desarrollarse plenamente, de allí que el gobernante debe ser el representante del “espíritu del pueblo” (Volksgeist). Por el contrario, en Marx el estado es el que representa el dominio de una clase (estado burgués), aunque bajo la máscara del equilibrio y de la justicia. Su tesis propugnará por la desaparición del estado lograda a partir de la dictadura del proletariado y su abolición de las clases sociales.

Casos

– Un grupo de ciudadanos se ven afectados en su seguridad y no están seguros que efectivamente haya instituciones que garanticen sus derechos.

– Alguien se hace justicia por su propia mano porque no cree que el estado pueda solucionar su agravio.

– Un joven se siente obligado a pertenecer y actuar conforme a lo establecido por el estado y, por tanto, no cree que éste sea la suma de voluntades otorgadas por todos porque a él nunca se le consultó.

– Los empresarios dicen a los gobernantes que el mercado se ajusta solo y que la única función del estado es garantizar la seguridad personal de todos los individuos.

Sitios de interés:

  • Artículo que brinda elementos sobre los alcances del estado dentro de un sistema económico neoliberal.
  • Nota acerca de las libertades y derechos garantizados por un estado laico.
  • Observaciones acerca de la crisis del estado de bienestar y de las exigencia de una modernidad calificada como líquida por Zygmunt Bauman
  • Video que explica en términos sencillos lo que se entiende por Estado de bienestar.

 Carlos López (@carlosfranciscolopezocampo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *