Evidencia AI. 10

Evidencia, según el diccionario de la RAE tiene dos acepciones: evidencia como “certeza clara y manifiesta de la que no se puede dudar” (ejemplo, “la evidencia de la derrota lo dejó aturdido”), y evidencia como “prueba determinante en un proceso”. De acuerdo con la segunda acepción, se considera evidencia la información que respalda una creencia sobre el mundo. Para que una creencia acerca del mundo sea verdadera, se necesita evidencia, información que la respalde. No cualquier información puede considerarse evidencia, la información debe cumplir ciertas características. Son estas características las que se relacionan con la primera acepción de evidencia, las que permiten que cierta información sea una certeza indudable.

 

En el contexto de esta Área de Interés, Garantías del conocimiento, se aborda el concepto de evidencia en relación con el del conocimiento. Para abordar de manera general el concepto de evidencia, se puede discutir con los alumnos las siguientes preguntas: ¿qué es evidencia?, ¿cuáles ideas se consideran evidentes, por qué?, ¿existe alguna idea de la que no se pueda dudar jamás, cuál, por qué?

 

Existen ideas que son evidentes de suyo, es decir, sería muy raro dudar de su verdad, por ejemplo: “el planeta Tierra existe desde antes que yo naciera”, “el piso está debajo de mi cama”, “no soy una persona de vidrio” o “estoy leyendo esto”. Según el filósofo Stephen Toulmin, se puede utilizar este tipo de evidencia como supuestos o premisas para concluir nuevo conocimiento. Para hacerlo, se requiere de una garantía, una regla que permita utilizar la evidencia para obtener una conclusión. Un ejemplo de garantía es:

 

(G) “Si el piso está debajo de mi cama, entonces podré levantarme sin problema”.

 

Dado que se tiene la evidencia de que “el piso está debajo de mi cama”, con ayuda de la evidencia y de (G), se concluye la aserción:

 

(A) “Podré levantarme sin problema”.

 

Los seres humanos reflexionan y actúan siempre de acuerdo con evidencia. En ocasiones, esa evidencia es tan trivial, que se encuentra implícita (presupuestos); sin embargo, al reflexionar al respecto, la evidencia se hace explícita (supuestos). Es lo que ocurre con la evidencia de que “el piso está debajo de mi cama”, generalmente se encuentra implícita porque uno se levanta de su cama sin preguntarse si el piso está debajo: es obvio que estará ahí. Sin embargo, la evidencia puede utilizarse para concluir ideas nuevas.

 

La evidencia es necesaria para saber si una idea es verdadera o es falsa. En esta publicación de la Plataforma de Lógica, se muestra un video en el que se dice que se dice: “una proposición no es demostrada falsa por la ausencia de evidencia […] ésta todavía puede ser verdadera […] simplemente no sabríamos si es verdad”. En este sentido, se podría discutir con los alumnos: ¿toda idea necesita evidencias que la respalden?, ¿existen ideas que sean evidentes, pero que no estén respaldadas por otra evidencia?, ¿si una idea es verdadera aunque no tenga evidencia que la respalden, cómo se sabe que es verdadera?