Idea AI. 7

En el transcurso de la historia de la filosofía, particularmente en los siglos XVII y XVIII a partir de los trabajos de Descartes (Meditaciones Metafísicas (1641), Locke (Ensayo sobre el entendimiento Humano), Berkeley (Tratado sobre los principios del conocimiento humano, 1710, 1713) y Hume (Tratado de la naturaleza humana, 1739), las ideas se han considerado como un tipo de objetos: objetos mentales. Si bien estos objetos mentales eran definidos de distintas maneras, la gran mayoría de los filósofos han aceptado que estas ideas son producciones mentales de personas (personhoods), sujetos autoconscientes, son producciones de su capacidad pensante.

Las ideas en términos de percepción se definen como imágenes o representaciones subjetivas de un tipo de objeto, por lo general, objetos de corte experiencial o físico. Esto es, se trata de aquellas representaciones mentales que surgen cuando vemos, oímos, probamos, tocamos, olemos un objeto.  Las ideas en términos de conceptos no se tratan de representaciones mentales o imágenes mentales subjetivas sino de formas de entender objetos o relaciones específicas. En este caso, por ejemplo, tener la idea de una taza no se trata de la representación mental cuando percibimos  por medio de nuestros sentidos algún objeto taza, sino el contenido conceptual-cognitivo que me permite hablar significativamente de tal objeto. En este caso se dice que cuando percibimos un objeto y lo nombramos ex. gr. “Veo una taza” en realidad no sólo tengo una representación subjetiva de tal objeto sino que dispongo de un concepto que me ha permitido de hecho identificarlo y nombrarlo: la idea de taza.

Descartes desarrolla una postura conceptual respecto a las ideas y lleva a sus últimas consecuencias la definición de idea en términos de conceptos. Particularmente, Descartes distingue las ideas en términos de su origen distinguiendo tres tipos: i. adventicias (provienen de los sentidos); ii. ficticias (cuyo origen se encuentra en el proceso sintético intelectual de un sujeto); iii. innatas (conceptos que forman parte del contenido mental de cualquier sujeto y que no proviene ni de los sentidos ni de un trabajo intelectual ex. gr. infinito y perfección.

De esta manera, las ideas son objetos mentales que pueden explicarse ya en término de una representación subjetiva de un objeto de percepción, o bien en términos de un contenido conceptual (o disposiciones conceptuales) que nos permite nombrar objetos y hechos significándolos.

Fuentes recomendadas

  1. Audi, Robert (ed.). “Idea”, The Cambridge Dictionary of Philosophy, Versión española. Traducción Hubert Marraud y Enrique Alonso, Cambrige University Press-Ediciones Akal, 2004, pp. 522-523
  2. Ferrater Mora, “Idea” Diccionario de Filosofía, pp. 890-895
  3. Smith, Kurt, “Descartes’ Theory of Ideas”, The Stanford Encyclopedia of Philosophy(Winter 2016 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL = <https://plato.stanford.edu/archives/win2016/entries/descartes-ideas/>.