Percepción de la belleza AI. 15

Percibir la belleza de un objeto es percatarse de sus características bellas por medio de alguno de nuestros órganos sensoriales (por ejemplo, la vista, el oído, el gusto, el tacto o el olfato) o por medio de cierta percepción intelectual (al pensar en la complejidad de una novela, el orden de los objetos matemáticos o en la perfección de Dios).

 

Uso del concepto

 

Caso 1.

 

Luis: ¿Acaso no lo ves?

Magdalena: ¿de qué hablas?

Luis: esta pintura, El nacimiento de Venus de Botticelli.

Magdalena: ¿qué tiene de especial?

Luis: ve cómo la imagen de Venus en el centro dota de armonía y orden a los otros elementos, el mar, la tierra y el aire. Toda la composición da la sensación de movimiento. ¿No te lo parece?

Magdalena: ahora que lo dices, creo que tienes razón. No lo había visto. Ahora que percibo la armonía de todos los elementos que mencionas, me percato de su belleza.

 

Caso 2.

 

Andrea: aunque la sala estaba a oscuras, y no lograba ver nada, en cuanto escuché las primeras notas del segundo movimiento de la Séptima Sinfonía de Beethoven, me di cuenta de lo que todo el día me habías dicho.

Luis: ¿te diste cuenta de lo bella que es?

Andrea: sí, me percaté de su tristeza, y cómo la intensidad de la pieza va creciendo. Increíble.

Luis: sí, uno escucha su belleza.

 

Caso 3.

Luis: ¿por qué te gusta tanto la novela 1984 de George Orwell?

Andrea: hay tantas cosas, pero cuando pienso en la historia, veo qué hermoso es renunciar a todo por amor.

Luis: ¿te refieres a los personajes principales, Winston Smith, y Julia?

Andrea: sí, pero creo que es más complejo. Su amor es también la única arma que tienen en contra de la opresión en la que viven. La idea del amor como nuestra última resistencia en contra de todo lo malo en el mundo es hermosa, y me hace ver lo bella que es esa novela.

Luis: así es, más gente debería leerla.

 

Discusión del concepto

 

Cuando se habla de la percepción de la belleza, la principal dificultad que surge es suponer que la belleza es una característica objetiva que las cosas tienen por sí mismas, y que puede ser percibida. Por ejemplo, el tamaño o la forma de una pelota son características que ella tiene por sí misma. Solo basta con percibir la pelota para percatarnos de su tamaño y de su forma. Estas características son objetivas, es decir, la pelota las tiene sin importar qué es lo que uno piense al respecto. De manera análoga, se ha pensado que la belleza es también una característica objetiva de las cosas, la cual puede ser percibida. Esto apunta a dos concepciones generales acerca de lo que es la belleza. De acuerdo a una de ellas, la belleza es una característica objetiva que las cosas tienen por sí mismas y que podemos percibirla de alguna manera (por medio de nuestros órganos sensoriales o algún tipo de percepción abstracta—se ha pensado que se puede percibir la belleza del mundo matemático). De acuerdo con la otra, la belleza es una característica subjetiva que las cosas tienen y que depende de quien las observa y de si estos creen que son bellas o no. De acuerdo a la primera concepción, uno puede percibir la belleza en las cosas de manera objetiva. De acuerdo con la segunda concepción, la belleza es una característica subjetiva de las cosas que depende de si el observador cree que son bellas o no. Cada concepción trae consigo una gran variedad de dificultades. Por una parte, la concepción objetiva, aunque logra explicar por qué varias personas, con distintos antecedentes, pueden coincidir en cuanto a lo que consideran bello, tiene problemas para explicar cómo las mismas cosas pueden ser consideradas bellas por algunos, pero feas por otros. La concepción subjetiva, aunque puede explicar bien la gran diversidad de juicios sobre lo que es bello, puede encontrar dificultades en explicar cómo gente con grandes diferencias culturales e históricas pueden coincidir con respecto a sus juicios sobre lo que es bello. El debate entre estas dos concepciones es un asunto que permanece abierto.

 

Por Víctor Cantero Flores

Usuario (de la Plataforma de Temas): @victorcanteroflores