Posibilidad del conocimiento

En teoría del conocimiento hay diversos problemas relacionados con la posibilidad, origen y justificación del conocimiento. En el caso del primero, nos encontramos con posturas radicales y moderadas. Las posturas radicales son las más representativas de este problema e históricamente previas a cualquier otra postura epistemológica: son el  escepticismo y el dogmatismo, sin ser las únicas.

 

La pregunta sobre la posibilidad del conocimiento es aquella que plantea si éste es posible y cómo es posible que el ser humano adquiera conocimientos. A esta pregunta el escéptico radical responde: No es posible el conocimiento. De las tesis escépticas de la Antigüedad la más conocida es la de Gorgias quien afirma: Nada existe. Si algo existe no se puede conocer. Si se pudiera conocer, no se podría comunicar, si se pudiera comunicar, nadie lo entendería. Luego, nada existe. El escepticismo reaparece en la modernidad con Descartes bajo la forma de la duda metódica, pero ya no es un escéptico radical sino moderado o metódico. Para Descartes, la duda métodica es sólo un momento de escepticismo necesario para una posterior fundamentación del conocimiento. En su Discurso del Método, se aprecia cómo la postura escéptica, conforma el primer paso a seguir para fundamentar el conocimiento científico.

 

En el caso del dogmatismo, la posibilidad del conocimiento no es un problema en sentido estricto, dado que para el dogmático el conocimiento es un hecho indiscutible. Es decir, el contacto entre sujeto cognoscente y objeto conocido es un hecho indiscutible. La fuerza del dogmatismo se encuentra en áreas  como la religión y la moral, mientras que en las ciencias se ve acotado a lo que fue en sus orígenes: la postura del hombre ingenuo que ignora que el conocimiento es en sí mismo un proceso cuya mera posibilidad es ya una cuestión problemática. Christian Wolff, es un ejemplo de pensador parte de una postura dogmática. Históricamente Kant fue el filósofo que mostró de manera más sólida la necesidad de establecer una crítica de nuestras capacidades cognoscitivas previa a una toma de postura ante otro tipo de problemas del conocimiento, como pueda ser el de su origen. El área de interés número 10 “Garantías de conocimiento” tiene este concepto dentro de sus contenidos. No obstante, también es de utilidad en el área “Formas de pensar”

 

 

Cecilia Chávez Aguilera @ceciliachavez