Prácticas compartidas AI. 7

Para poder definir este concepto es necesario referirnos a los términos que lo componen de manera independiente para que a partir de los mismos se desarrolle una concepción más elaborada. En primer lugar, me referiré a compartir como aquella acción que implica la participación de un individuo o grupo en relación con alguna actividad o cuestión determinada. Por ejemplo, los mexicanos comparten el idioma español como su principal lengua para comunicarse. Las prácticas, por otro lado, pueden referirse a un hacer, a algo útil, algo de provecho, quizá a la destreza o habilidad adquirida con el paso del tiempo o bien como la aplicación de un conocimiento o saber teórico. Este último sentido, se ha denominado praxis pues se refiere al ejercicio de la filosofía más allá de los discursos o las ideas enunciadas. Por ejemplo, Hannah Arendt retoma este aspecto práctico de la filosofía en su libro “La condición humana” donde señala que todo acto debe acompañarse de la palabra y todo discurso, en tanto palabra, debe acompañarse de acto.

En ese sentido, las prácticas compartidas pueden definirse como ciertas formas de hacer algo en donde varios individuos o distintos grupos de personas coinciden en su actuar. Un ejemplo de ello sería cuando los mexicanos ponemos una ofrenda a nuestros difuntos los días 1 y 2 de noviembre. La práctica compartida en este caso es colocar la ofrenda, sin embargo, detrás de ella hay un significado o forma de pensar que motiva a dichos individuos o grupos a llevar a cabo esta práctica. Siguiendo la idea anterior, las tradiciones son una forma de prácticas compartidas y lo más importante es que a partir de ellas se va construyendo una identidad de tipo individual, social y cultural. Por ejemplo, los mexicanos celebramos el 16 de septiembre la independencia de nuestro país, comiendo alimentos tradicionales como el pozole o los pambazos porque ambos forman parte de nuestra tradición nacional y esto nos caracteriza de determinada manera.

La importancia de las prácticas compartidas radica en que a partir de ellas se generan vínculos entre los individuos y las diversas sociedades, posibilitando la conformación y afianzamiento de una identidad que los constituye y les da ciertos puntos de partida para su convivencia.

Elaboró Sandra Reyes (@sandroide)