Proposición AI. 11

Proposición. La característica primordial de las proposiciones (véase la entrada sobre proposición en la plataforma de lógica) es que son portadores de verdad, es decir, son el tipo de entidades de las que se puede predicar significativamente tanto la verdad como la falsedad. La naturaleza de las proposiciones es una cuestión que está abierta a discusión. Es usual considerar que las proposiciones son entidades abstractas ontológicamente independientes tanto del lenguaje como de la mente. Sin embargo, de acuerdo con una manera muy extendida de entender las proposiciones, éstas se relacionan con las oraciones de la siguiente manera: a) toda oración en modo indicativo expresa una proposición; b) no todas las oraciones expresan proposiciones; c) diferentes oraciones de un mismo idioma pueden expresar una misma proposición; d) diferentes oraciones de diferentes idiomas pueden expresar la misma proposición; e) una misma oración emitida en diferentes contextos o por distintos emisores puede expresar diferentes proposiciones.

Consideremos ahora uno a uno los incisos anteriormente mencionados. Para distinguir las proposiciones de las oraciones usaremos diples de apertura y cierre en una oración para señalar que nos referimos a la proposición expresada por ella, y usaremos itálicas para referirnos a las oraciones. Dado a), los enunciados El español es hablado en México, Gabriela Mistral fue una poeta chilena y La Luna es el satélite natural de la Tierra expresan proposiciones, a saber: <El español es hablado en México.>, <Gabriela Mistral fue una poeta chilena>, y <La Luna es el satélite natural de la Tierra>, respectivamente. Para ilustrar b) consideremos las oraciones siguientes:  Recicla y reutiliza los recipientes de plástico y No rayes los libros. Recordemos que la característica distintiva de las proposiciones es que tienen valor de verdad, pero estas dos oraciones no pueden ser valoradas en estos términos: la primera da una recomendación, mientras que la segunda da una orden, y, por tanto, no son verdaderas o falsas. Con respecto a c), consideremos ahora dos oraciones: Los griegos vencieron a los persas y Los persas fueron vencidos por los griegos. Ambas oraciones expresan el mismo contenido, tienen el mismo significado, por tanto, expresan la misma proposición, a saber: <Los griegos vencieron a los persas.> Ahora bien, para mostrar que diferentes oraciones de un mismo idioma pueden expresar una misma proposición tomemos el enunciado Llueve en la ciudad de México y sus equivalentes en inglés y francés: It is raining in Mexico City y Il pleut dans la ville de Mexico, estas tres oraciones pertenecientes a tres idiomas diferentes dicen lo mismo, tienen el mismo contenido: las tres son verdaderas o falsas en exactamente las mismas condiciones, las tres expresan la misma proposición : <Llueve en la Ciudad de México>. Finalmente, para mostrar que una misma oración puede expresar proposiciones diferentes pensemos esta situación: en una clase de español como segunda lengua, tres estudiantes —Anne, Helga y Rosse— dicen “Yo soy alemana”. Aun cuando las tres han emitido el mismo enunciado, en cada caso la proposición expresada es diferente: <Anne es alemana>, <Helga es alemana> y <Rosse es alemana>, respectivamente, de modo que sus condiciones de verdad son diferentes unas de otras.