Tiempo AI. 6

TiempoEl tiempo es a la vez algo familiar y misterioso. Nuestra existencia, las acciones que realizamos, nuestros deseos y pensamientos suceden en el tiempo. Nuestra experiencia del tiempo es algo cotidiano y cercano, sin embargo, tratar de establecer con precisión cuál es su naturaleza presenta una dificultad considerable. Quizá sea por esto que es frecuente citar a Agustín de Hipona cuando se aborda el estudio del tiempo: ¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta lo sé, pero si trato de explicárselo a quien me lo pregunta, no lo sé.”  (Confesiones, XI, c.14, 17)

Esto, por supuesto, no quiere decir que no podamos dar algunas características que parecen ser propias del tiempo. Consideremos lo que podríamos llamar la concepción usual del tiempo, de acuerdo con la cual el tiempo tiene las siguientes características: a) proporciona un ordenamiento de los eventos en términos de pasado, presente o futuro, o, más simplemente: antes, ahora y después; b) tiene una dimensión que va en una dirección: de “atrás hacia adelante” o del pasado hacia el futuro; c) el tiempo fluye sin interrupciones. Dado que esta caracterización del tiempo está puesta en términos bastante figurativos deja abiertas preguntas como las siguientes: ¿el tiempo puede revertir su dirección?, ¿es el tiempo infinitamente divisible?, ¿tiene el tiempo un origen?, ¿es finito o infinito?, ¿el tiempo es uniforme y continuo, o discreto y discontinuo?, ¿el tiempo realmente existe o es solamente una ilusión?, ¿cuál es la mejor manera de describir el tiempo?, ¿linealmente? ¿con o sin bifurcaciones?, ¿cíclicamente?