Utopía Distopia

Ambos términos hacen referencia a modelos de sociedades futuras.

Como pareja conceptual se plantean antagónicas.

El DRAE define la Distopía como la representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alienación humana.

Las distopías presentan sociedades caracterizadas por el control total de los seres humanos, la ausencia de libertad y de pensamiento crítico.

La Utopía apela a la construcción de una sociedad que podría calificarse como ideal o perfecta, en la cual los problemas centrales que aquejan a los grupos humanos como la desigualdad; la pobreza, consecuencia de la riqueza; la corrupción, por mencionar sólo algunos, no existen más.

Ambas se asocian a la literatura, principalmente a novelas de ciencia ficción o fantasía científica.

En relación con la distopía podemos señalar obras como 1984 y Un mundo Feliz, las cuales se plantean como advertencias o sátiras de las sociedades actuales extrapolando sus rasgos negativos con finales apocalípticos.

En lo que respecta al concepto de Utopía sobresale la obra del mismo nombre de Tomas Morol la cual da origen al término, el mérito de la obra de Moro fue proponer un expresión que se refiriera a los aspectos conflictivos dentro de los grupos humanos y a una tentativa de resolución general con miras a la producción de otras condiciones de existencia.

Sin embargo, se ha considerado que la posibilidad de construir una sociedad libre de contrastes es irrealizable, de ahí el carácter de imposibilidad dado al término, situación que lo supeditan a la mera ficción.

En el terreno filosófico el término ha sido empleado para referirse a La República de Platón así como a La Ciudad del sol de Campanella.

A su vez se le ha relacionado con diversos pensadores socialistas, a quienes se diferencian del socialismo científico de corte marxista. Engels los denomino utópicos porque no obstante pugnaban por transformar las condiciones de vida de las personas, no proponían un programa concreto que diseñara las directrices de la nueva sociedad; además de que consideraban que la transformación social debía y podía realizarse de manera pacífica. Entre los socialistas utópicos se encuentran Saint Simon, Robert Owen, Charles Fourier, August Blanqui.

Circe